El uso de smartphones está muy extendido entre los usuarios. Lo que muchos desconocen es que estos a veces se suministran con apps preinstaladas que ponen en riesgo la seguridad de los datos. Así lo ha constatado G Data, que ha descubierto funciones espía instaladas en el firmware de más de 20 modelos de smartphones diferentes, algunos de marcas tan reconocidas como Huawei, Lenovo o Xiaomi, y se sospecha que hay otros dispositivos aún no localizados cuyo firmware también puede estar comprometido.

Según los investigadores, estas apps serían legítimas, por cuanto mantienen sus funciones originales, pero serían capaces de permitir el acceso de los creadores del malware al terminal, mostrar anuncios o descargar nuevas aplicaciones no deseadas. Lo más probable es que hayan sido preinstaladas en el firmware durante el proceso que siguen los terminales desde que salen de fábrica hasta que llegan al usuario final.

“A lo largo del último año, hemos observado un crecimiento significativo de dispositivos que ya llegan al usuario con programas espía en el propio firmware de los terminales”, señala Christian Geschkat, responsable de las soluciones de seguridad para dispositivos móviles de G Data.

G Data también ha constatado el notable aumento de las amenazas móviles en el segundo trimestre, con una media de 6.100 muestras de nuevo malware cada día, cerca de un 25% más que en el primer trimestre. Esto eleva a más de un millón las nuevas amenazas para Android registradas en el primer semestre, casi tantas como las que se registraron en todo el año 2013. A la vista de este dato, la compañía estima que a finales de 2015 se habrán alcanzado la cifra de los dos millones de amenazas para esta plataforma.