Las denuncias realizadas a través de su web han permitido aumentar sus acciones legales en España, según la BSA.

La asociación, que agrupa a las principales empresas de software, destaca el hecho de que la mayor parte de  los casos se pusieron en marcha gracias a las informaciones facilitadas por ex empleados de las empresas infractoras, que facilitaron la información a través del formulario de denuncia de su página web.

Recientemente, los peritos judiciales, por orden de los correspondientes juzgados de lo mercantil, han inspeccionado a instancias de BSA durante junio y julio más de 200 ordenadores en cuatro empresas con centros de actividad en Madrid, Vigo, Barcelona, A Coruña, Valladolid e Irún.

El valor del software ilegal detectado en los registros podría superar, en su conjunto, los 700.000 euros, según las primeras estimaciones periciales, pendientes de confirmación.