Aunque no ha desvelado los términos de la operación, ARM ha comprado Offspark, una compañía especializada en software de seguridad para Internet de las Cosas, cuya tecnología se sumará a la plataforma IoT de la compañía, diseñada para enlazar miles de millones de dispositivos online.

ARM prepara un sistema operativo para Internet de las Cosas denominado mbed OS, que ofrecerá una capa común de software para conectar y asegurar el alud de dispositivos conectados a las redes en los próximos años, desde farolas a contadores de gas, electrodomésticos o marcapasos.

Además de este sistema  operativo, comercializará una pieza de software de backend, llamada mbed Device Server, que las empresas  utilizarán para recoger datos de los dispositivos IoT y ponerlos al alcance de otros servicios, como programas de análisis.

El desarrollo de la tecnología mbed se inició en 2006, en principio para que fuera utilizado por artistas o estudiantes que se fabricaban sus propios dispositivos electrónicos. Y el servidor mbed fue desarrollado por la empresa Sensinode, que ARM adquirió en 2013.