Unisys, a través de sus expertos en seguridad, identifican nuevos retos en ciberseguridad para 2015 año. Éstos vienen emparejados con el gran crecimiento en el uso de dispositivos móviles y nuevas aplicaciones en el entorno de trabajo, así como por una mayor adopción de Internet de las Cosas en los entornos de empresa. Estas dos realidades harán que “para las organizaciones sea muy complicado mantener a salvo su información crítica”, sostienen.

Según la firma, los usuarios y consumidores demandarán nuevas maneras de proteger su identidad online “después de que se produzcan grandes ciberataques en los que la información de millones de ciudadanos de todo el mundo se verá comprometida”, augura. La llegada de algunos medios de pago móvil como Apple Pay es un ejemplo de cómo se está intentando reforzar la seguridad online.

En las empresas, habrá una evolución de BYOD (Bring Your Own Device) hacia BYOID (Bring Your Own Identity), por lo que “los usuarios necesitarán elementos propios y asociados a su identidad”, apunta Manuel Sampedro, director de servicios y soluciones de seguridad de Unisys España.

Además, según se vayan utilizando cada vez más los dispositivos móviles para interactuar con otros elementos, gracias a Internet de las Cosas, como los electrodomésticos, aparatos de monitorización de la salud, habitaciones de hotel, etc. será imperativo verificar la identidad de los usuarios del dispositivo móvil.

Por otro lado, predicen que el auge del comercio electrónico hará que los consumidores se confíen con las tarjetas de crédito, pese los grandes fallos de seguridad relacionados con las tarjetas de crédito ocurridos durante 2014 en importantes empresas internacionales.

Los expertos de seguridad de Unisys también detectan que habrá un incremento de la seguridad analítica y de las herramientas forenses para combatir a los cibercriminales.