Amnistía Internacional (AI) acaba de publicar un informe donde analiza el nivel de respeto por la privacidad y la libertad de expresión de distintas aplicaciones de mensajería, denunciando que Snapchat, Skype, Wechat y Blackberry Messenger, no encriptan las comunicaciones de extremo a extremo.

Desde la ONG insisten en la importancia del cifrado de extremo a extremo, gracias al cual únicamente emisor y receptor tienen acceso a los mensajes, y señalan que la mayoría de las empresas tecnológicas no da la talla a la hora de proteger la privacidad de sus usuarios.

El portavoz de Amnistía Internacional ha declarado: "Activistas de todo el mundo dependen de la encriptación para protegerse del espionaje de las autoridades y es inaceptable que las empresas tecnológicas expongan al peligro a estas personas no reaccionando como deben en vista de los riesgos para los derechos humanos". 

Desde la organización alzan la voz para denunciar que la falta de privacidad en las comunicaciones supone un serio peligro para ciertas minorías y activistas perseguidos, a los que insta a solicitar asesoramiento sobre seguridad digital.

En este mismo informe, AI ha destacado a Whatsapp, Facebook Messenger, iMessage y Facetime, como servicios de mensajería que sí utilizan este cifrado de datos seguro.