El servicio S3 Simple Storage Service de Amazon incluye Cross-Origin Resource Sharing, lo que permite a los desarrolladores dejar de utilizar servidores proxy personalizados entre sus aplicaciones web y la nube de Amazon.

De esta forma, los desarrolladores pueden incluir las cargas mediante el arrastre y suelta basadas en HTML5 en Amazon S3, mostrar los progresos de carga o actualizar contenido, según Amazon. Hasta ahora, los desarrolladores debían tener un proxy propio entre sus aplicaciones y S3 para poder mostrar estas posibilidades, lo que hacía que fuera más complicado.

Cross-Origin Resource Sharing (CORS) permite a los desarrolladores crear aplicaciones web que hacen peticiones a otros dominios que suministran el contenido principal. Páginas web externas, hojas de estilo y aplicaciones HTML5 alojados en dominios diferentes pueden ahora utilizar fuentes e imágenes almacenados en S3, permitiendo que esos recursos se utilicen a través de varios sitios web.