F-Secure recomienda la actualización inmediata a la última versión de Reader para facilitar la protección frente a ataques que busquen aprovechar la vulnerabilidad publicada hace tres semanas.

Según los datos de la firma finlandesa, el 61 por ciento de los cerca de 900 ataques lanzados en los dos primeros meses de 2010, buscaban aprovechar una vulnerabilidad de Reader. Para poder establecer referencias, la compañía indica que el 24 por ciento de los ataques buscaban fallos de Microsoft Word, mientras que la combinación entre Excel y PowerPoint apenas supera el 14 por ciento.

Si mirásemos los datos de 2009, sólo el 29 por ciento de los ataques buscaban fallos en Acrobat Reader, mientras que este año son dos de cada tresataques.

Mientras, el porcentaje de ataques que buscan vulnerabilidades de Microsoft se va reduciendo frente a años anteriores. En 2009, el 51 por ciento de los ataques buscaban Word, Excel o PowerPoint, frente a un 71 por ciento de 2008. Sin embargo, ahora apenas llegan al 39 por ciento.