Windows Server 2003dejará de recibir soporte de Microsoft en menos de 90 días. El sistema operativo de Microsoft, presente en el mercado desde hace 12 años, cuenta en la actualidad con 23,9 millones de instancias corriendo en todo el mundo, repartidas al 50 por ciento entre servidores físicos y entornos virtualizados.

A partir del 14 de julio Microsoft dejará de proporcionar actualizaciones de seguridad. Las empresas que decidan seguir con instancias en Windows Server 2003 quedarán expuestas a riesgos de seguridad muy elevados, que podrían incurrir incluso en la violación de leyes regulatorias en el ámbito de la protección de datos.

La firma aconseja la migración a nuevas soluciones que pueden ayudar disminuir los costes operativos, y les insta al cambio para no limitar su competitividad, ya que “el uso de un software con más de 12 años en el mercado priva a las empresas del acceso a herramientas y servicios en los que sustentar su innovación”.

En este sentido, Emilio Paz, Responsable de Windows Server en Microsoft Ibérica, señala que "la fecha de fin de soporte se acerca rápidamente por lo que es muy importante que las organizaciones actúen ahora. El mundo ha cambiado desde que Windows Server 2003 se desplegó por primera vez y nuestro objetivo es ayudar a las organizaciones a ser más productivas, eficientes y seguras, a través de la reorganización de su infraestructura tecnológica, ayudándoles con las actualizaciones a las plataformas más modernas ya sea en sus instalaciones, en la nube o con soluciones hibridas."