La Sociedad Japonesa de Derechos de Autores, Compositores y Editores (Japanese Society for Rights of Authors, Composers and Publishers -JASRAC-), que se encarga de recaudar los derechos de los autores, envió a YouTube una lista de 29.549 archivos publicados en el website que infringían los derechos de 23 compañías japonesas. La mayoría son programas de entretenimiento y música de televisión, y fueron descubiertos durante una auditoría realizada a esta web.

Entre las 23 compañías representadas por JASRAC se encuentran las grandes cadenas de televisión japonesas, algunas regionales de TV por cable y entidades como la Asociación de la Industria de Grabación de Japón (Recording Industry Association of Japan -RIAJ-) y Yahoo Japan.

No es la primera vez que YouTube está en el punto de mira de las emisoras japonesas. Ya a primeros de año retiraron un clip de una canción infantil. YouTube tiene muchos archivos de la TV japonesa -en comparación con las de otros países-.

Tras su adquisición por Google, muchos se preguntan qué hará esta última para no infringir los derechos de autor con los vídeos de YouTube.