La tecnología de Lucky Sort ha sido diseñada para “facilitar el análisis, resumen y visualización de enormes archivos y documentos, mediante herramientas de análisis inteligente de textos, fáciles de utilizar”, según su CEO, Noah Pepper, en su sitio web.

Twitter no ha explicado cómo planea utilizar esta tecnología, aunque las herramientas permiten analizar los textos de los mensajes, algo muy útil para fines comerciales.

“Bienvenidos a bordo”, fue el escueto mensaje de Twitter al respecto y, por supuesto, nada sobre los términos de la operación.

El propio Pepper reconoce que Lucky Sort ya no se ofrece como producto, al menos en su forma actual y que “vamos a ayudar a los clientes en esta transición durante los próximos meses y centrando totalmente nuestro futuro en Twitter”.

De hecho, los empleados de la firma adquirida, con sede en Portland, se trasladarán a las oficinas centrales de Twitter en San Francisco para unir los “recursos de ingeniería”, señala Pepper.

En los próximos meses habrá más novedades respecto a Twitter y si el pasado twittermes ya amplió su programa Cards que ofrece a los desarrolladores más opciones para integrar contenido en los tweets, también en abril lanzó un sistema que ofrece a los anunciantes la opción de situar tweets patrocinados en el timeline de los usuarios, a partir de determinadas palabras o frases clave.

Twitter atraviesa una activa temporada de compras y la semana pasada. Sin ir más lejos, anunció la de Ubalo, un servicio para escalar código multiplataforma. También consiguió recientemente We are Hunted y Bluefin Labs.