La nueva tarjeta de generación de leads o Lead Generation Card está específicamente pensada para twitters de empresa, y funciona mucho como su nombre indica. El personal comercial puede ahora insertar una tarjeta en un mensaje de Twitter estándar, generalmente con alguna oferta promocional del tipo ‘Ofrecemos un 50% de descuento en tu primera visita’). Cuando los lectores amplían el tweet haciendo clic en el enlace que se incluye, se le solicitará si quiere enviar su información.

El truco es que el usuario no tiene que rellenar un formulario en el que muestre su interés. Su nombre, el nombre de usuario de Twitter y la dirección de correo electrónico se extraen de su cuenta de Twitter, así que establecer contacto es una operación de un clic. De esta forma, después se puede profundizar en la relación con el potencial cliente. Junto con los Tweets Promocionados, esta nueva iniciativa puede tener un potencial impresionante.

La tarjeta de generación de leads encuentra actualmente en fase beta y se lanzó esta semana a los clientes gestionados de Twitter, pero la empresa ha asegurado que estará pronto a disposición de las pequeñas y medianas empresas a aplicaciones de teléfonos móviles.

Aunque no es una idea nueva –LinkedIn fue pionera en el concepto- ésta es una decisión inteligente de Twitter y, potencialmente, una gran opción para las pequeñas empresas. Es un paso necesario para resolver finalmente el problema que ha supuesto durante mucho tiempo para twitteralgunas empresas el tema de la publicidad en las redes sociales. Muchos empresarios perciben que sus anuncios en medios sociales les permiten conseguir seguidores pero esto no supone un aumento de las ventas. Por ejemplo, en un artículo del New York Times del mes pasado se mencionaba un estudio corporativo de Coca-Cola que señalaba que a pesar de tener 60 millones de fans en Facebook y 700.000 seguidores en Twitter, las apabullantes cifras no han tenido un impacto cuantificable en las ventas a corto plazo.