El TL-WR710N de TP-Link está configurado para utilizarse como un router inalámbrico, con capacidad “para crear de manera instantánea una red privada inalámbrica y ofrecer acceso a Internet a múltiples dispositivos Wi-Fi a una velocidad de 150 Mbps. Sinceramente, es algo que llevaba tiempo buscando entre los diferentes adaptadores y repetidores que existen en el mercado, porque seguro que al llegar a la habitación de un hotel, te has visto en la necesidad de conectar varios dispositivos a través de la red Wifi que te ofrece el hotel, sin costes extra por conectar varios de tus equipos.

Además, en modo repetidor, para extender la señal Wi-Fi, mejorando la intensidad de la misma y maximizando la cobertura; y por último, modo router cliente WISP, para compartición y acceso ISP inalámbricos simultáneos”, destaca TP-Link.

El puerto USB 2.0 multifuncional permite compartir archivos y medios en una red local entre dispositivos diferentes como PC, smartphones y tablets.

Otra de las características del TL-WR710N de TP-Link es que lleva un adaptador de alimentación integrado, con el que se puede suministrar energía a dispositivos móviles como smartphones o tablets. Esta funcionalidad permite que los usuarios no tengan que llevar varios cargadores cuando sale de viaje. 

Desde el punto de vista de seguridad, el TL-WR710N ofrece encriptación WPA/WPA2 que protege de forma eficiente y efectiva la red inalámbrica.