TikTok confirmó el fin de semana que planea presentar una demanda contra la administración Trump protestando la orden ejecutiva que el presidente emitió insistiendo en que la empresa matriz ByteDance vendiera las operaciones de TikTok en los Estados Unidos. 

Las acciones de Trump le han dado a ByteDance 90 días para ceder a las demandas o arriesgarse a que TikTok sea prohibido en los Estados Unidos. 

El portavoz de TikTok, Josh Gartner, afirmó para la publicación The Verge: 

 "A pesar de que no estamos en absoluto de acuerdo con las preocupaciones de la administracióndurante casi un año hemos tratado de participar de buena fe para proporcionar una solución constructiva. Lo que encontramos en cambio fue una falta de debido proceso ya que la administración no prestó atención a los hechos y trató de insertarse en las negociaciones entre empresas privadas. Para garantizar que no se descarte el estado de derecho y que nuestra empresa y los usuarios reciban un trato justo, no tenemos más remedio que impugnar el decreto ejecutivo a través del sistema judicial". 

 En la actualidad, Microsoft está negociando una posible compra de las operaciones de TikTok en EE.UU. según la directiva de Trump, aunque sigue sin estar claro cuán plausible es que ByteDance lo haga realmente. 

 La aplicación ha sido descargada más de 2 mil millones de veces a nivel mundial y se basa en un algoritmo global. Si ByteDance accediera a dividir TikTok en negocios regionales para venderlosu dependencia de un algoritmo centralizado es probable que cause algunos dolores de cabeza técnicos. 

Trump firmó inicialmente una orden que impedía a ByteDance hacer cualquier "transacción", citando preocupaciones de seguridad. Esto vino junto con una orden similar contra la aplicación china WeChat, propiedad de Tencent. 

Desde estas dos órdenes ejecutivas se cree que el gobierno de los EE.UU. se ha dado cuenta poco a poco de cuánto afectaría la prohibición del WeChat a los EE.UU. dado que Tencent tiene participaciones en empresas estadounidenses como Snapchat, y el propio WeChat se utiliza en todo el país.