Facebook ofrece una subvención de 100 millones de dólares en total a pequeñas empresas de todo el mundo para ayudarlas a recuperarse de los trastornos del Covid-19.

La plataforma de medios sociales proporcionará subvenciones en efectivo y créditos de publicidad para ayudar a los propietarios de pequeñas empresas a mantener el negocio en funcionamiento, pagar el alquiler y los costos operativos, conectarse con más clientes y apoyar a la comunidad.

El subsidio está abierto a hasta 30.000 pequeñas empresas en más de 30 países.

Entre ellos figuran Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, China, Colombia, Dinamarca, Emiratos Árabes Unidos, España, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Hong Kong, India, Indonesia, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Malasia, México, Nigeria, Noruega, Nueva Zelandia, Países Bajos, Polonia, Reino Unido, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Tailandia, Taiwán y Turquía.

¿Quién tiene derecho a la subvención?

Para ser elegible para la subvención, Facebook está poniendo las siguientes restricciones:

  • Tienes entre 2 y 50 empleados.
  • Han estado en el negocio por más de un año
  • Han experimentado desafíos debido al Covid-19
  • La ubicación de tu negocio está cerca de un lugar donde Facebook opera

Tendrás que completar el proceso de solicitud para saber exactamente a cuánto tiene derecho su empresa.

¿Cómo y dónde solicitarlo?

Como propietario de un negocio, puedes solicitarlo directamente desde la página de Facebook para empresas, que te ofrecerá una opción para seleccionar una ubicación y registrarte.

1) Desplázate hacia abajo hasta "¿Cómo me inscribo?".

2) Seleccione la pestaña "¿Dónde está ubicado su negocio?" y haz clic en tu país.

3) A continuación, desplázate hacia abajo y haz clic en "continuar con el sitio asociado".

4) La página de solicitud del Programa de Subvenciones para Pequeñas Empresas aparecerá en una nueva pestaña.

Al presentar la solicitud, los propietarios de las empresas deben proporcionar un PDF con los estados financieros o cuentas más recientes y un documento legal que demuestre que la empresa ha estado funcionando durante más de un año.

Esto puede ser un certificado de incorporación, una declaración de confirmación, un acuerdo de sociedad, una licencia comercial o un registro.