Google ha lanzado una herramienta llamada YouTube Video Identification, en fase beta, que permitirá a los propietarios de los vídeos impedir que otros los suban al popular website. Esta herramienta les ayudará a identificar sus creaciones cuando las suban a YouTube, pero para que funcione, los propietarios del copyright tendrán que ofrecer a YouTube la información necesitaria para que el sistema identifique los contenidos apropiadamente.

Según la compañía, los propietarios de los derechos podrán decidir si quieren bloquear, permitir o asociarse con YouTube para obtener ingresos por su material. Todavía no se conoce con exactitud el modo de funcionamiento de esta herramienta, ni tampoco qué compañías están realizando las pruebas beta con YouTube.