En las últimas semanas, Yahoo ha logrado recuperar gran parte de la atención mediática perdida en los últimos años, teniendo su culmen ayer lunes, día en que el antaño portal líder de Internet anunció no sólo la compra de Tumblr por 1.100 millones de dólares sino también el rediseño más importante de la historia de Flickr, su red social dedicada a las fotografías.

 Flickr ahora  cuenta con una interfaz más sencilla y que da aún más protagonismos a las fotografías, con mayores tamaños y nuevas formas de visualización previa que confieren una presencia diferenciadora frente a otros servicios similares como Google+ (Picasa).

 Por otro lado, Flickr ofrece a los usuarios hasta un terabyte de almacenamiento gratuito para que éstos puedan subir imágenes en su resolución original. Un terabyte de almacenamiento tiene capacidad para 530.000 fotos de alta resolución, según las estimaciones estándar.

 Desde la adquisición de Flickr en 2005, Yahoo ha sido criticado por no haber realizado ninguna actualización de calado. Quizás debido a ello, Flickr ha visto decaer su popularidad frente al auge de competidores como Instagram y los medios sociales en general, a pesar de que todavía tiene unos 89 millones de usuarios.

 Los cambios anunciados el lunes están diseñados para "convertir a Flickr en algo nuevo e impresionante", explicó la CEO de Yahoo, Marissa Mayer, durante la presentación oficial.

 Flickr también ha modificado los niveles de las cuentas de pago que ofrecía hasta ahora. En ese sentido, los usuarios Premium podrán optar por pagar 49.99 dólares al año para la versión del servicio que no muestra publicidad o 499 dólares al año para duplicar su cuota de almacenamiento de hasta 2 TB.

 Una reinvención de Flickr que sigue la senda de cambio general a la que Mayer está sometiendo a Yahoo. Así, la compañía está cerrando numerosos servicios, despidiendo y contratando personal en áreas clave y comprando decenas de empresas, casi todas ellas relacionadas con el ámbito móvil como Astrid, Summly, Milewise, GoPollGo y Jybe.