La intención de Facebook es apoyar a los responsables de marketing y ventas de las empresas con nuevas formas de análisis de resultados a partir de los gustos del usuario, su forma de interactuar con los anuncios que aparecen en sus servicios Facebook o en webs y apps de terceros.

También incluirá, según las mismas fuentes, una herramienta para que los responsables de marketing puedan adquirir anuncios para usuarios concretos de Facebook por toda la web.

Microsoft adquirió en 2007 esta tecnología por 6.300 millones de dólares a la agencia de publicidad digital, aQuantive. La plataforma, llamada Atlas Advertiser Suite, no encajó en los objetivos de la firma de Redmond que vio descender su valor rápidamente.

Facebook del mundo intenta con esta tecnología, de la que no ha desvelado su coste, recuperarle terreno en publicidad display a Google en el mercado norteamericano, donde la primera red social del mundo ya cuenta con 1,5 millones de clientes y ha visto aumentar de forma consistente su presencia en otras zonas geográficas.

Además, sus ingresos publicitarios procedentes del entorno móvil se han incrementado un 151 por ciento en el último y han representado el 62 por ciento de la facturación total del segundo trimestre fiscal.