Los usuarios de la red social todavía pueden chatear con sus amigos como lo hacían normalmente en Facebook.com, pero la nueva aplicación web, accesible en Messenger.com, va dirigida exclusivamente a mensajería, sin otras distracciones como el feed de noticias.

Para utilizar Messenger.com, que se puso en marcha el miércoles, los usuarios deben iniciar sesión con sus credenciales de Facebook.

Funciona, en gran medida, de la misma forma que la aplicación para dispositivos móviles, y soporta llamadas de voz, stickers y emoticonos, además de sincronizar los chats entre los distintos dispositivos.

Facebook ha extendido las funciones de su aplicación Messenger mucho más allá de la simple mensajería y, por ejemplo, los usuarios ahora pueden enviarse dinero entre ellos, dentro de la aplicación.

Los desarrolladores de apps también pueden integrar su software en la aplicación, dando a los usuarios más formas de colocar contenidos digitales dentro de sus chats. Facebook también está haciendo de Messenger una plataforma para que los usuarios interactúen con tiendas online y puedan recibir actualizaciones sobre el estado de sus pedidos.

La app Messenger tiene aproximadamente 600 millones de usuarios actualmente, que se conectan mensualmente, lo cual supone casi la mitad de la base total de usuarios de Facebook.