La función, denominada Páginas Verificada, se aplicará a un pequeño grupo de prominentes figuras públicas como celebridades, periodistas, políticos y marcas. El objetivo: evitar las suplantaciones de identidad y que los usuarios puedan confundir los perfiles reales de los famosos de los falsos.

 

Facebook copia a Twitter a la hora de gestionar la autenticidad de los personajes famosos que usan esta red social para estar en contacto con sus fans. En ese sentido, Facebook insertará una pequeña marca azul junto a los nombres de los artistas o personas de relevancia pública, así como las grandes empresas, para verificar su autenticidad.

 

La página de la cantante y actriz Selena Gómez, por ejemplo, ya está "verificada", con más de 43 millones de “Me gusta”. El perfil del CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, con más de 18 millones de seguidores.

 

No todas las páginas pueden ser perfiles verificados, Facebook agrega, ya que los usuarios no pueden solicitar que se verifique su cuenta. Así que lo único que les queda si creen que están suplantando la identidad de alguien es reportar esa cuenta falsa. Esta función recuerda a la verificación de cuentas de Twitter, lanzada en 2009.