Según este estudio que reproduce el Wall Street Journal, este dato supondría que, de los 974 millones de cuentas que se estima el rotativo, unos 429 millones de ellas han guardado silencio hasta ahora. Pura matemática.

Y qué hacen todos esos “usuarios”. Algunos serán solo lectores, otros se pueden haber olvidado incluso de sus cuentas y otros no lo entenderán. Pero está claro que ahí hay demasiados cuentas que están en silencio.

Además, no por enviar un tuit se infiere que una cuenta es muy utilizada. De hecho, la misma firma de análisis indica que el 30 por ciento de las cuentas ha enviado entre uno y diez tuits, y que sólo el 13 por ciento de ellas supera los 100. Bastante poco, la verdad.

Por supuesto, las cifras no son oficiales y Twitter no ha querido hacer comentarios sobre ellas. Según TheNextWeb, Twitter contaba con 241 millones de usuarios activos a finales de 2013. Sin embargo, para una red social que basa su éxito en la conexión con sus usuarios, estas cifras pueden no ser buenas.

Si muchos de esos usuarios pasivos solo leen, habría que preguntarse si Twitter no debería hacer algo al respecto de su diseño, para sacarlos de su letargo.