Estos datos ponen de relieve para Visa que Europa está siendo testigo de una revolución industrial de nuevo cuño en la que aficionados con diferentes hobbies están convirtiendo su pasión en ganancias. Estimulados por los avances tecnológicos y la democratización de la innovación, un emergente grupo de europeos con talento está creando empresas en las que hacen brillar sus habilidades ocultas.

Tras consultar a más de 18.000 personas, el estudio muestra que de aquellos a quienes les gustaría ganar dinero con sus hobbies, casi tres cuartas partes (72 por ciento) planea convertir esa afición en un negocio a tiempo completo. Los emprendedores que muestran la mayor determinación de convertir su hobby en negocio son los turcos (84 por ciento), seguidos de los polacos y españoles en porcentajes similares del 77 por ciento. En España el 95,75 por ciento de las empresas son micro-empresas de 1 a 9 empleados y en 2013 se constituyeron un total de 93.756 empresas, lo que supuso un alza del 7.02% con respecto a 2012 lo que supuso la tasa de crecimiento más elevada desde 2006.

Especialmente en España y Reino Unido, casi un tercio de los emprendedores que explotan comercialmente su afición utilizan la tecnología y las redes sociales (32 y 31 por ciento, respectivamente), y afirman que la tecnología ha facilitado muchísimo la forma de configurar y gestionar un negocio. Ambos países cuentan con los índices más altos de Europa en este apartado en el que la media europea es del 23 por ciento.

El informe revela que los diseñadores de joyas (86 por ciento), artistas y artesanos (77 por ciento) y fotógrafos (71 por ciento) a tiempo parcial son los grupos que más tienden a monetizar su afición, por la que consiguen consiguen unos ingresos adicionales de 1.910 euros al año procedentes de ese negocio paralelo (en el caso español, la cifra se sitúa en 1.218 euros anuales). Entre los hobbies que se convierten en negocios, los cinco que más ingresos adicionales proporcionan al año en España son el cuidado de niños (1.653 euros), las actividades para la comunidad local (1.536 euros), la construcción, decoración o reparación (1.441 euros), la reventa de bienes (1.367 euros) y la fotografía (1.247 euros).