El Rubius se marcha. El streamer más famoso y exitoso de España trasladará pronto su residencia a Andorra siguiendo los pasos de deportistas y otros famosos españoles que han hecho las maletas para mudarse al país vecino.

Hasta aquí todo normal, si no fuera porque ese traslado parece haber estado motivado más bien por las ventajas fiscales que ofrece Andorra frente a España, y no tanto por la belleza y la tranquilidad que brinda un país como este situado en medio de los Pirineos.

No parece haber ningún problema legal, pero es innegable que surge un debate moral y ético. Algunos tachan a los que lo hacen de no pensar en el colectivo y solo moverse por la avaricia. Otros consideran que tú y yo haríamos lo mismo en su lugar.

¿Qué ha pasado con El Rubius?

Rubén Doblas Gundersen, más conocido como El Rubius, anunciaba en uno de sus últimos directos en Twitch su decisión de dejar su España natal para mudarse a Andorra este mismo año, y aprovechaba para criticar a Hacienda que, según él, “llevan tratándome como un criminal desde el día uno”.

Se desataba la polémica en Twitter y otras redes sociales, donde no todos entendían la decisión de este YouTuber nacido en Mijas, Málaga, que en la última década ha conseguido amasar una pequeña fortuna gracias a los casi 40 millones de personas que siguen su canal.

“Llevo, literal, 10 años de mi carrera pagando aquí. Yo sé que habrá gente que me critique. La gente muchas veces habla sin saber y sé que va a pasar, pero no me preocupa”, se justificaba el creador de contenido también en su stream.

Hace medio año, El Rubius ya amenazaba con irse del país. Ahora, se pregunta si Hacienda solo lo está intentando “putear” a él “por ser el único tonto que se ha quedado en España”. Muchos otros YouTubers ya hace tiempo que se trasladaron a Andorra.

De hecho, el streamer explicaba que quería marcharse al Principado principalmente para poder estar con sus amigos, pero lo cierto es que no parece del todo creíble que pagar menos impuestos solo sea “un plus” teniendo en cuenta lo que decía hace unos meses.

“Jode ser de las pocas personas que te quedas, pagando tus impuestos y que te traten de esa manera: como a un criminal. Pero bueno, es eso sin más. Algún día igual acabo hasta la polla y me piro. Ahora no”, dijo entonces.

Los beneficios fiscales de Andorra

La principal ventaja fiscal de Andorra para personas como El Rubius, que gana 4,3 millones de euros al año según SocialBlade, es su Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), considerablemente inferior al de España.

Para fortunas como las del malagueño, el IRPF andorrano es de solo el 10 % (de hecho, es el mismo para rentas superiores a los 40.001 euros anuales), mientras que aquí El Rubius, y todas las rentas a partir de los 60.000 euros, está obligado a pagar un 45 %.

Por otro lado, Andorra también presenta ventajas en el Impuesto de Sociedades. El impuesto en el Principado grava las ganancias obtenidas por una empresa entre el 2 y el 10 %. El equivalente español, en cambio, lo hace entre el 15 y el 25 %.

No hay que olvidar el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), que en España puede llegar a ser del 21 %. Andorra, sin embargo, tiene actualmente el IVA más bajo de toda Europa con un 1 % para productos de primera necesidad y un 4,5 % para el resto.

¿Qué YouTubers españoles se han mudado a Andorra?

El Rubius recordaba en su directo que, antes que él, han sido muchos otros los YouTubers españoles que han decidido fijar su residencia en Andorra. El murciano David Cánovas o TheGrefg, por ejemplo, hace más de un lustro que tributa en el país vecino.

En 2018, se conocía el traslado de Manuel Fernández (LOLiTO FDEZ), quien poco después se mostraba arrepentido de haber intentado justificar su decisión al decir que “España le había dado muy poco” y que “apenas había ido al instituto”.

También viven en Andorra los miembros del llamado Escuadrón Salchichón como Ampere y Vicens, o Willyrex, uno de los primeros en poner rumbo hacia el Principado huyendo de la alta fiscalidad española.

Samuel de Luque, más conocido como Vegetta777, es otro de los YouTubers que hace tiempo que decidieron abandonar España, y de hecho se ha posicionado totalmente a favor de El Rubius por atreverse a hacer lo mismo.

En cambio, hay otros YouTubers que, al menos por ahora, siguen viviendo en territorio español. La polémica hizo resurgir un vídeo de 2018 del streamer Ibai Llanos, en el que explicaba sus razones para quedarse, aunque siempre respetando a los otros.

“Es normal que a la gente que gane mucha pasta o a la gente que es rica le quiten mucho dinero, y más quizás que les deberían quitar”, decía. “Yo vivo de puta madre. A mí me da igual que me quiten la mitad porque sigo viviendo de sobra".

Alejandro Fernández, o Alexelcapo, es otro de los que ha decidido quedarse y no ha sido seducido por Andorra. Es también uno de los más críticos con aquellos compañeros que se sienten atraídos por las ventajas fiscales del Principado.

En el largo hilo que publicó en su Twitter, el YouTuber confiesa haber pensado en marcharse a Andorra, pero que prefiere seguir viviendo en Mallorca porque “quizás es momento de ser responsable para con el resto”.

Un debate moral

Las palabras de Alexelcapo nos sirven para introducir el debate moral que surge de la polémica fuga de YouTubers a Andorra, pero también de la de deportistas como Pol Espargaró y otras figuras de MotoGP que lo hicieron antes.

Parece necesario empezar hablando de la importancia de pagar impuestos. Los impuestos son esenciales para mantener llenas las arcas del estado, que sirven para gastos públicos como la sanidad, la educación, la seguridad, el mantenimiento de infraestructuras, la conservación del patrimonio o el cuidado del medio ambiente.

Si queremos un país que cuide todo esto y se haga cargo también de los ciudadanos menos favorecidos mediante subvenciones y otras ayudas, es imprescindible que todos colaboremos tributando en función de nuestra capacidad económica.

¿Pero por qué los ricos tienen que pagar más impuestos?

Parece una obviedad decir que un trabajador que cobre poco más de 1.000 euros al mes notará mucho más el 20 % de IRPF que aquel que tenga unos ingresos anuales millonarios. Para tener una buena sanidad y una educación pública, hay que sacar dinero de donde lo hay. De nada sirve gravar los sueldos mileuristas con un 45 %.

Esa redistribución de la renta podría ayudar a reducir la brecha de riqueza que existe todavía en España entre pobres y ricos. Según datos del Banco de España de 2017, el 20 % de la población más rica tiene 28,25 veces más patrimonio que las rentas más bajas.

“Cada vez que piséis una carretera en España pensad: esto lo han pagado Rubius y Alexelcapo”, bromeó en su día el YouTuber malagueño. “Imagínate que el Gobierno de España haga un hospital que se llame el Hospital Rubén Doblas”.

“Desde que yo vivo aquí, he ido al médico de Andorra, de hecho creo que en 5 años he ido una vez, y fue a urgencias, pero puede ser que me equivoque y sepas más de mi vida que yo mismo. ¿Me podrías decir en qué casos he ido al médico en España?”, compartió Vegetta777 en su Twitter.

Lo que seguramente no pretendían conseguir los famosos streamers con estas bromas es darle argumentos a los que ven en pagar impuestos como un acto de civismo y de solidaridad para con la sociedad, como bien argumentaba Alexelcapo.

El concepto de responsabilidad social -es decir, las obligaciones de los miembros de la sociedad entre sí y para la sociedad en su conjunto- se remonta a los filósofos griegos y resulta necesario para hacer frente a una distribución de la riqueza que sigue sin ser equitativa.

Es cierto que los casos de corrupción que llevan décadas manchando la clase política española puede hacer que uno se pregunte si realmente merece la pena contribuir al erario público. Pero pagar impuestos sigue siendo nuestro deber.

Y marcharse a Andorra tampoco es la solución para la mayoría, que no lo tiene tan fácil para hacer las maletas y mudarse a otro país. A otros tampoco les compensaría dejar a su familia, amigos y amigas en España solo para poder ganar más dinero.

Para poder vivir allí sin permiso de trabajo (obtener el permiso es mucho más complicado), uno necesita residir en Andorra mínimo 90 días al año, demostrar que tiene unos ingresos altos y, entre otras cosas, invertir 400.000 € de buenas a primeras, ya sea en un bien inmueble, en deuda pública o en un depósito bancario.

Los YouTubers que deciden irse al país vecino no están haciendo nada ilegal, y quizás sí que lo encuentren más seguro y más bonito, pero se hace difícil pensar que su motivación principal no sea evitar el 45 % de IRPF.

Hay quien intenta justificarlo diciendo que, al ser tan jóvenes, no saben hasta cuándo podrán seguir trabajando de esto y seguir percibiendo esos altos ingresos. Los 4,3 millones de euros anuales de El Rubius parecen más que suficientes para tener el futuro asegurado.