Por primera vez en lo que nos ha resultado una auténtica eternidad, los precios de las tarjetas gráficas están comenzando a situarse en el nivel que debieron estar en todo momento, es decir, el precio de venta recomendado marcado por el fabricante. 

Y es que en los últimos años, especialmente durante el período de la pandemia, ha resultado difícil comprar una nueva tarjeta gráfica a un precio marcado por el mercado. A la escasez de componentes y unidades le ha seguido la especulación y la reventa de muchos modelos por un precio muy superior.

Dicho esto, nos preguntamos si ¿Debería comprar ahora una tarjeta gráfica o esperar más tiempo? Como hemos dicho, el stock en las tiendas parece volver a niveles prepandemia, pero la cuestión ahora es si merece la pena la compra o debo esperar a la nueva generación. 

Como señala Keith May, un periodista colaborador de nuestra publicación hermana PCWorld US, la generación actual de gráficas GPU, tanto Nvidia GeForce RTX, como AMD RX 6000, tienen aproximadamente dos años, por lo que ya se espera su relevo natural.

En un mercado ideal que no se hubiese visto afectado drásticamente por la escasez mundial de chips, o por los mineros de criptomonedas y revendedores, los precios habrían tendido a la baja con el paso del tiempo. Así ha sucedido en el pasado y era lo que cabía esperar que sucediera. 

En cambio, ahora estamos felices de ver cómo las tarjetas gráficas de última generación vuelven a recuperar los precios de venta que siempre debieron tener y que nunca han tenido meses atrás. 

La nueva generación de GPUs en el horizonte

Pero llegados a este punto, cabe preguntarse: ¿Debería comprar una tarjeta gráfica ahora, o esperar? Muchos expertos opinan que parece inteligente esperar, pero si esperamos a los lanzamientos de la nueva generación (tanto de Nvidia como de AMD), correremos el riesgo de que vuelva a producirse el mismo problema de stock

A esto se le une el hecho de que ha habido mucha gente que ha estado esperando durante dos años (¡o tres, cuatro o cinco!), con lo que esperar otros seis meses más puede ser una espera interminable. 

Si dispones del presupuesto adecuado en este instante y estás cansado de esperar, parece que lo recomendado es adquirir la tarjeta. Después de todo, aún podría pasar un año desde que se produzca el anuncio, hasta que haya disponibilidad final de las nuevas tarjetas. 

Pero otros abogan por la prudencia como la mejor opción. No solo se aplican las reglas habituales de "esperar y ver", sino que estamos ante un nuevo hito en el mercado, puesto que Intel está listo para adentrarse en el mercado de gráficas GPU discretas para equipos de escritorio, con previsiones para antes de finales del segundo trimestre de 2022. 

De alguna manera, Intel pretende acabar con el duopolio que han mantenido AMD y Nvidia durante décadas. Si bien es probable que los modelos de tarjetas iniciales y sus existencias sean bajas, nadie duda de que llega un nuevo contrincante al terreno de juego. 

De esta forma, aunque pueda parecer una respuesta a medias a la pregunta que planteamos en el titular, al menos hemos querido aclarar la situación actual del mercado de tarjetas gráficas. 

Los jugadores de PC o gamers han estado reflexionando desde siempre sobre cuándo es el mejor momento para comprar una gráfica. Y parece que siempre han tenido una respuesta similar, con lo que la decisión final queda a expensas de cada uno. 

Mayor stock de tarjetas gráficas

Tanto Nvidia como AMD informan de la llegada de más tarjetas gráficas a las tiendas españolas. En el caso de Nvidia, durante el mes de abril, emitió un comunicado informando de un aumento de la disponibilidad de sus GPU a precios más asequibles. 

El mayor stock de tarjetas gráficas de última generación parece que se mantendrá a lo largo de los próximos meses. Hemos echado un vistazo a algunos de los modelos para hacer un seguimiento, y esto es lo que hemos podido encontrar: 

Modelos GeForce RTX de Nvidia:

Modelos Radeon RX 6000 de AMD:

Contenido relacionado