Buscas un nuevo portátil. Seguramente ya has respondido a la primera pregunta: ¿Windows o Mac? Si tu decisión ha sido Windows, la cosa se complica, ya que tendrás que tomar una segunda decisión: ¿Windows 10 Home, Windows 10 Pro o Windows 10 S?

Empezaremos descartando Windows 10 S, ya que esta nueva versión está pensada para estudiantes y profesores, aunque puede que la encuentres en algunos portátiles “de uso común”, como el portátil Surface de Microsoft.

La diferencia clave entre el Windows 10 S y el Windows 10 es que te verás limitada a poder instalar exclusivamente apps disponibles en la Windows Store. Lo demás es todo exactamente igual.

Si necesitas instalar aplicaciones de terceros partidos en tu portátil, tendrás que actualizarlo al Windows 10 Pro.

Así que, según lo explicado, decidir entre Windows 10 S y la versión Pro no debería de resultarte muy complicado.

Puede que te surjan dudas si te planteas aspectos como la seguridad. En la versión Windows 10 S no tendrás de qué preocuparte ya que, tal y como hemos explicado, las apps que puedas instalar serán exclusivamente de Windows, lo que quiere decir: seguridad asegurada (valga la redundancia).

¿Cuáles son las principales diferencias entre Windows 10 Home y Pro?

Existen muchas utilidades que ambas versiones, Windows 10 Home y Windows 10 Pro, comparten. Sin embargo, algunas de ellas, solo son posibles en la versión Pro.

Para hacerte las cosas más fáciles hemos creado una lista con las características de las que sí dispone Windows 10 Pro, y no dispone Windows 10 Home.

No te sorprendas si no consideras necesarias algunas (o muchas) de las utilidades que aparecen en la tabla, la mayoría de usuarios no necesita los extras de la versión Windows 10 Pro, ya que está más enfocada a los negocios o empresas.

Precio de Windows 10 Home y de Windows 10 Pro

El precio es una de las principales diferencias. Puedes obtener la versión de Windows 10 Home por 145 €, y la versión Windows 10 Pro por 259 €.

Puedes adquirir también ambas versiones en Amazon. Windows 10 Home está disponible en Amazon por 120,27 €. La versión Pro puede adquirirse también en Amazon por precios desde 149,40 €.

Ten cuidado con ofertas que veas a precios muy bajos, ya que tendrás que recibir una clave vía email, y puede que no funcione. Es por ello recomendable adquirir siempre las versiones de las tiendas oficiales.

Características específicas de Windows 10 Pro explicadas

Anteriormente hemos expuesto en una tabla las características que diferencian la versión de Windows 10 Pro de Windows 10 Home. A continuación hablamos sobre algunas de ellas para ayudarte a decidir si realmente las necesitas.

1. BitLocker

BitLocker es un software de encriptación que ofrece tranquilidad a aquellos que están preocupados por la existencia de posibles hackers. La versión Windows 10 Pro ha mejorado, todavía más, este servicio.  

Según el vicepresidente del sistema operativo Microsoft, Joe Belfiore, el usuario se veía obligado a encriptar la totalidad de su disco duro, lo que no permite mucha flexibilidad en la forma en la que los archivos se “mueven” internamente o entre otros dispositivos. Aseguró además que estaban trabajando para resolver este problema.

Es por ello que esta versión de Windows, permite al usuario encriptar de forma individual cada uno de sus archivos e incluso poder almacenarlos en el mismo sitio, junto a otros archivos no encriptados.

Además, en el Windows 10 Pro, los archivos pueden usarse de esta misma forma en USB, gracias a lo cual se mejora la forma de compartir y mover archivos según las necesidades y preferencias de cada usuario.

2. Remote Desktop

Ambas versiones, Windows 10 Home y Windows 10 Pro, pueden conectarse en modo Remote Desktop, pero solo los PC que tengan la versión Pro podrán controlarlo de forma remota.

En el caso de Windows 10 Home, puedes ser asistido de forma remota, sobre todo en situaciones en las que una experta necesita mostrar a un usuario amateur cómo llevar a cabo alguna función (por ejemplo).

3. Actualización de Windows para negocios

En Windows 10 Pro, tienes la opción de impedir o retrasar las actualizaciones según tus preferencias, sin embargo esta opción no existe en la versión Home.

En Windows 10 Home, Microsoft aporta parches y actualizaciones automáticamente. Sí que podrás detenerlas durante un par de horas, pero no más.

La capacidad de diferir está diseñada para evitar que las actualizaciones con errores afecten a los ordenadores que se utilizan en empresas o negocios, es por ello que Windows 10 Pro ofrece la posibilidad de posponerlas durante meses.

4. Hyper-V

La virtualización es otro beneficio de Windows 10 Pro, aunque no muchos la consideren una herramienta imprescindible. Es como tener un VirtualBox de fábrica, aunque tendrás que instalar manualmente Hyper-V en Windows 10 Pro.

Necesitarás también una CPU compatible con la virtualización.

5. Windows 10 Pro para estaciones de trabajo (workstation)

Cabe resaltar que Microsoft ha anunciado que su versión Pro está creada específicamente para ordenadores potentes.

Diseñada para máquinas de 'alta gama', la firma promete “soporte exclusivo para hardware de ordenadores-servidores, diseñada para satisfacer las exigentes necesidades de cargas de trabajo de uso intensivo”.

Las características incluyen un sistema de archivos resistente, memoria persistente, uso compartido de archivos más rápido y soporte ampliado de hardware.

6. Dominio y otras utilidades para negocios

La “Administración de políticas de grupo” (Group Policy Management) y el acceso a la tienda Windows 10 son otras de las funciones exclusivas de Windows 10 Pro.

Microsoft también ofrece la posibilidad de unirse a Azure Active Directory, con un único inicio de sesión en aplicaciones alojadas en la nube.

Solo Windows 10 Pro admite la unión (o creación) de un dominio, lo que permite que distintos ordenadores se agreguen a una red corporativa común.

Con Windows 10 Home, no puedes hacer esto, es por ello que tienes que usar una cuenta de Microsoft en lugar de una cuenta de usuario local.

Esto significa que cualquier ordenador portátil o PC que desees usar en el trabajo para acceder a los archivos en sus servidores necesitarás ejecutar Windows 10 Pro.

Si tienes en mente comprar un nuevo ordenador portátil no te pierdas: Claves a tener en cuenta antes de comprar un portátil.

¿Qué características tienen en común Windows 10 Home y Windows 10 Pro?

Todas las versiones de Windows vienen con Cortana, el asistente virtual de Microsoft. Este asistente es capaz de añadir entradas en el calendario, escribir mediante dictado, abrir aplicaciones o archivos, buscar páginas en la web e incluso dar direcciones, todo mediante comandos de voz.

Cortana está ahora también disponible para Android y iPhones.

El navegador Microsoft Edge está también disponible en ambas versiones. Este sustituto de Internet Explorer tiene herramientas tan interesantes que lo convierten en un digno competidor de su rival más famoso: Google Chrome.

Microsoft Edge ofrece un modo de lectura simplificado para eliminar artículos en línea, una lista de lectura para guardar artículos que no tienes tiempo de leer en ese momento, además de la capacidad de anotar y compartir páginas web.

Si necesitas saber cómo cambiar el navegador predeterminado de tu dispositivo, no dudes en hacer clic en este enlace.

A medida que Windows continúa su viaje hacia un futuro “más táctil”, Microsoft ha realizado algunos ajustes significativos en su interfaz de usuario tanto en el hogar como en lo profesional.

Una adición nueva en Windows 10 es una versión completamente integrada de “escritorios virtuales”. Esta característica ha estado presente en iteraciones pasadas de Windows, pero siempre requirió software adicional para hacerlo funcionar.

Ahora podrás crear diferentes espacios de trabajo en tu PC gracias a una nueva opción de ‘vista de tareas’. También podrás arrastrar y soltar aplicaciones abiertas en diferentes escritorios, lo que agiliza y simplifica todo el proceso.

Otra de las actualizaciones principales en Windows que se puede encontrar tanto en la versión Windows 10 Home, como en Windows 10 Pro, es la existencia de aplicaciones universales.

Es decir, cualquier aplicación universal que descargues de la Windows Store funcionará en cualquiera de tus dispositivos, ya sea ordenador o PC, tablet, teléfono o incluso una Xbox One.