El WD VelociRaptor dispone de una capacidad de 300 GB, una velocidad de giro de 10.000 rpm, interfaz SATA de 3 Gb/s, 16 MB de caché, formato de 2,5 pulgadas y su tasa de fiabilidad es de 1,4 millones de horas entre fallos (MTBF). Se integra con el IcePack, un marco de montaje de 3,5 pulgadas con un disipador de calor integrado, para que pueda ser instalado en una bahía de 3,5 pulgadas y mantener el disco más refrigerado.

Ofrece la características Rotary Acceleration Feed Forward (RAFF) para optimiza su rendimiento cuando se utiliza en chasis propensos a las vibraciones o con múltiples unidades y SecurePark, que desplaza los cabezales de grabación fuera de la superficie del disco durante la aceleración, desaceleración del disco y cuando el dispositivo no esta operativo.

Los discos duros WD VelociRaptor estarán disponibles a partir de mediados mayo con un precio recomendado de 300 euros.