Así lo afirman diferentes fuentes. Por una parte, una imagen filtrada por Build 9901 de Windows 10 muestra que OneDrive almacenará datos de apps y copias de seguridad de imágenes, películas y documentos que quiera conservar el usuario. Por otra, Neowin  también especula con que OneDrive estará más estrechamente integrado en esta nueva versión de sistema operativo.

Aunque Microsoft no ofrecerá ninguna información oficial sobre su Windows 10 hasta primeros de año, estos datos serían síntoma de que la firma ve que OneDrive podría comenzar a sustituir (al menos parcialmente) el almacenamiento local en PC de bajo coste.

La memoria Flash y el alojamiento en disco son un componente más de coste en cualquier ordenador y, en busca de los PC más económico posible, puede tener sentido en equipos baratos. Con la presión sobre los precios de los PC, ya estamos viendo ordenadores como el HP Stream 11, que cuesta en torno a 230 euros (IVA incluido) y que restringe el almacenamiento local a 32 GB, así que mantener las apps de productividad como Office fuera del hardware libera espacio.

Esta estrategia ya la ha puesto en marcha Adobe con Photoshop para Chromebooks, por ejemplo.

En todo caso, son especulaciones a partir de filtraciones que Microsoft deberá concretar en las próximas semanas cuando llegue la versión de consumo de Windows 10.