Los nuevos tablets de Archos son especialmente delgados, pues en apenas 13 mm de grosor tienen cabida tanto el tablet como el teclado. Para lograrlo Archos ha basado su diseño en un marco de acero inoxidable de 0,1 mm de grosor, alrededor del cual se moldea la fibra que forma el resto de la carcasa en color blanco. El resultado es un tablet de sólo ocho milímetros de grosor, con un diseño robusto y elegante.

La gama Gen 10 tiene conexiones USB y miniHDMI en el lateral, mientras que en la parte inferior disponen de una conexión para acoplar el teclado, que funciona únicamente por contacto, sin hacer ningún acoplamiento mecánico. El teclado, que también hace las veces de tapa, se sujeta mediante imanes, y al hacerlo efectúa la conexión USB que también transmite alimentación. De este modo la conexión y desconexión es sumamente sencilla y segura.

Los tablets se fabricarán en cuatro tamaños diferentes, con diagonales de pantalla de 8", 9,7", 10,1" y 11,6", siendo de tipo IPS en el caso del modelo de 10,1". Todos ellos utilizarán un procesador de multinúcleo a 1,5 GHz acompañado de una GPU de cuatro núcleos. Contarán con A-GPS y ranura para tarjetas microSDXC que admite tarjetas de hasta 64 GB. Además con el tablet se incluirá la licencia completa de Office Suite Pro 6 para manejar documentos ofimáticos.

Los precios partirán de los 249,99 euros y empezarán a comercializarse en septiembre, siendo el modelo de 11,6 pulgadas el último en incorporarse al catálogo a finales de año.

Además Archos lanzará una gama de accesorios, como una docking, o un Boom Box que también aprovechará la conexión magnética.

tablet archos gen10