Como cualquier friki normal y corriente (nada especial, amigos), estoy al tanto de Linux. He utilizado Linux. Me gusta Linux como concepto. Es gratuito, de código abierto y flexible, una alternativa a Windows y macOS que permite a personas de todo tipo acceder a la informática moderna.

Pero podría prescindir de los fanáticos de Linux. Ya sabes a quiénes me refiero. Los que irrumpen en las conversaciones cada vez que mencionas Windows. No hace falta preguntarles qué opinan de Linux. Queda absolutamente claro. Es su sistema operativo de elección. Es el único sistema operativo de elección. Pero tú no lo sabes, así que ellos están aquí para iluminarte.

No importa lo que digas. Los fanáticos siguen apareciendo. No saben analizar el contexto (o la conversación). Sugerir el uso de Linux no necesita estar justificado con el tema en cuestión del que se está hablando. Más de lo mismo.

Y no tienen ni idea de lo perjudicial que es esa actitud (a pesar de que Linux en sí no es el problema).

Linux

1. "Con Linux no tendrías ese problema"

Tengo que admitir que la primera vez que probé Linux, me decepcioné mucho cuando los unicornios y los arco iris no explotaron instantáneamente de mi PC. Me prometieron el fin de todos mis problemas con Windows.

Windows tiene un montón de molestias y problemas directos. Pero puedes pensar esto y tener igualmente otras quejas sobre Linux. Claro, es mucho mejor de lo que era. Y los juegos no son ya solo un sueño al que aspirar.

Pero Windows simplemente funciona, amigos. No obtendrás el mismo nivel de soporte para software, controladores y accesorios en Linux (aunque Linux definitivamente ha hecho avances en este frente en los últimos años).

Además, cuando alguien ya está intentando solucionar un problema, que le vengan a hablar de Linux probablemente aumente su irritación y que sea sea menos probable que alguna vez le dé una oportunidad a un sistema operativo de código abierto.

2. "Prueba otra distro"

Es obvio que otras distribuciones pueden ser una opción. Pero, ¿alguna vez has ayudado a alguien que no es un entusiasta de la tecnología a instalar Windows?

Ya es lo suficientemente estresante para ellos (y francamente, para mí también) cuando pueden comprar el medio de instalación y simplemente ponerlo en su PC. ¿Estás sugiriendo que creen su propio medio de instalación de Linux y que se encarguen de la instalación varias veces?

Siendo una usuaria de PC más avanzada, podría hacerlo por ellos, sí. Pero hay muy pocas personas para las que estoy dispuesta a hacer una copia de seguridad de su PC, limpiar su disco, instalar una nueva distribución, aprender sus entresijos para poder llevarles de la mano mientras aprenden a hacerlo, enseñarles a navegar por la nueva distribución y también ayudarles a mantener todo en orden cuando las diferentes distribuciones empiezan a confundirse.

Y luego repetirlo todo varias veces. O más, si escuchas los alegres consejos de los ultrafieles de Linux.

La lista de personas a las que quiero lo suficiente como para soportar eso ni siquiera me incluye a mí misma. La perspectiva de pasar por todas las distribuciones para encontrar la perfecta puede ser perfecta para los entusiastas de Linux, pero es una idea agotadora para la mayoría de nosotros.

3. "A Micro$oft solo le importa el dinero"

Lamento informarte de que las empresas con ánimo de lucro existen para ganar dinero, no para construir comunidades. Esto último es un punto fuerte de Linux, pero no se puede pagar a los trabajadores con cariño.

Además, si todavía usas el símbolo $ al deletrear Microsoft, estás mostrando la edad que realmente tienes.

4. "Es gratis"

Ah sí, el resto de los argumentos financieros.

Lamento informarte también de que la inmensa mayoría de la gente compra portátiles o PCs de sobremesa preconstruidos, el 99 % de los cuales incluyen licencias de Windows. Para las opciones Linux, tienes que buscar y rebuscar, y no siempre se ahorra dinero al hacerlo.

En esta línea, la mayoría de la gente no se esfuerza por evitar Windows para ahorrar dinero. No cuando los portátiles de 300 € vienen con licencias de Windows.

En cuanto a las personas que fabrican sus propios PC, normalmente les gusta jugar. Los juegos de PC en Linux todavía no están a la altura de la experiencia de Windows. De hecho, estoy deseando que la tecnología Proton de Steam haga que cualquier juego de Windows funcione bien en Linux, pero ese día aún no ha llegado a pesar de la enorme popularidad de Steam Deck.

A la gente le encantan las cosas gratis. Si no se pasan a Linux, es que falta algo.

5. "¡Linux no te reastrea!"

Los datos de telemetría de Microsoft pueden preocupar a quienes valoran la privacidad. Merece la pena reflexionar sobre ello. Pero, como ya se ha dicho, pasarse a Linux no resuelve todos los problemas. Solo los cambia.

¿Sabes cuál es la mejor solución para muchos usuarios de Windows que son lo suficientemente técnicos como para considerar el cambio a Linux? Poner Linux a trabajar indirectamente.

Construyes un Pi-Hole, diriges tu tráfico a través de él y mantienes Windows. Los intentos de Microsoft de enviar datos a casa son absorbidos por un agujero negro. Ya está, todo el mundo está contento.

Es una broma, a la mayoría de la gente ni siquiera le importa. ¿Sabes quién se registra en Facebook y deja su configuración de privacidad en público? ¿O permite que la mayoría de las aplicaciones tengan acceso a los datos de localización de sus teléfonos? Un montón de gente.

El mejor enfoque

No me malinterpretes, Linux puede ser una mejor opción que Windows en algunas situaciones. Ya he recomendado Linux en otras ocasiones (por ejemplo, para quienes tienen un presupuesto muy ajustado o para ayudar a dar vida a un viejo PC), y seguiré haciéndolo.

Pero aquí hay un consejo amistoso para los fanáticos de Linux: Linux suena mucho más interesante cuando alguien se toma el tiempo de explicar cuidadosamente qué problemas resuelve y qué problemas hay (y cómo mitigarlos), además de hacer sugerencias de distro adaptadas a las necesidades de la persona.

Si no se hace así, los usuarios de Windows seguirán desconectando de la conversación.

Artículo original publicado en PCWorld.com.