Cuando se debatía entre portátil y ordenador de sobremesa, aquellos que preferían una estación de trabajo permanente solían subrayar una de sus principales ventajas: la posibilidad de actualizarse. Muchos PCs de sobremesa te permiten cambiar el procesador, RAM y disco duro cuando sea necesario y permitiéndote personalizar tu configuración.

Pero simplemente no tienes este tipo de funcionalidad en la mayoría de portátiles, donde los componentes suelen estar sujetos y son inaccesibles para la mayoría de usuarios. Cuando el rendimiento de un portátil se ralentiza o te estás quedando sin espacio, lo más habitual suele ser comprarse un dispositivo que mejor satisfaga tus necesidades.

¿Pero qué ocurre si puedes tener los beneficios de la portabilidad y la posibilidad de actualizar al mismo tiempo? Es algo que están explorando desde la startup de San Francisco Framework, que asegura que su primer portátil puede personalizarse, actualizarse y repararse fácilmente.

La palabra clave aquí es “fácilmente”, lo que sugiere que el Framework Laptop no necesita de un conocimiento técnico exhaustivo para cambiar sus piezas internas. No es el primer portátil actualizable (muchos dispositivos gaming ya han experimentado con esta idea), pero nunca antes una compañía se había centrado tanto en el hardware como esta.

Con la creciente preocupación respecto a los desechos electrónicos y la sostenibilidad de la tecnología, podría ser una buena manera de alargar la vida de los dispositivos. Pero después de unos inicios equivocados, ¿despegará finalmente esta idea? Estos son algunos pros y contras a tener en cuenta.

Pro: Alargará la vida de los dispositivo

El portátil Framework Laptop ha sido lanzado teniendo presente la sostenibilidad, con la posibilidad de reemplazar piezas internas que claramente alargan la vida de un dispositivo. Mucha gente usa el mismo PC durante una década o más, simplemente actualizando componentes como y cuando les plazca.

En cambio, mucha gente recomienda actualizar un portátil cada cinco años aproximadamente. Incluso si puedes utilizarlo durante más tiempo, es posible que algún software que utilices deja de funcionar. La posibilidad de actualizar sus componentes significa que nunca te quedarás atrás.

Contra: Las nuevas piezas puede que sean caras

Puede que no tengas que comprar un dispositivo nuevo, pero los componentes individuales no serán necesariamente baratos. Las CPUs como las AMD Ryzen 5000 pueden llegar a costar unos 800 €, mientras que añadir una nueva RAM, SSD y batería podría aumentar el coste final a las cuatro cifras.

Eso probablemente sea más caro en un portátil, pero el mercado de portátiles baratos llega pegando fuerte y seguramente no compense. Puede que esté reservado para los más entusiastas, como es el caso actual con los ordenadores de sobremesa.

Pro: Permitirá a la gente crear su portátil a lo Frankenstein

Sin embargo, para esos entusiastas que mencionábamos antes, un laptop modular ofrece la oportunidad perfecta para personalizar un portátil según sus necesidades. ¿Quieres un portátil de alta gama con procesador Intel Core i9 y SSD de 2 TB? Lo puedes tener. ¿Necesitas más RAM y una GPU Nvidia premium para gaming? También es posible.

Puede que un dispositivo como el Framework Laptop no sea el mejor para este tipo de cosas, pero será totalmente posible si otras compañías deciden comprometerse de la misma manera con los portátiles actualizables.

Contra: Se necesitará cierto conocimiento técnico

Aunque Framework ha anunciado que su portátil es fácil de actualizar, reparar y personalizar, lo cierto es que la gente no podrá cambiar CPUs y SSDs sin ningún tipo de experiencia. Se necesitará cierto conocimiento precio, aunque este puede obtenerse bastante rápido.

Portátiles actualizables

Comparemos esto con un portátil tradicional, que no requiere prácticamente ningún conocimiento de hardware para usarlo. Con esto en mente, es poco probable que aquellos que no están interesados en el hardware de un PC de repente quieran actualizar sus portátiles.

Conclusión

Para la mayoría, un portátil actualizable no tiene mucho sentido. Especialmente durante la pandemia, la idea de tener un dispositivo que simplemente funciona ha crecido. Los portátiles pueden crear un problema de desechos electrónicos, pero tener el mismo dispositivo durante muchos años va mucho mejor para el medio ambiente que cambiar de smartphone cada año, por ejemplo.

No obstante, si te interesa tener algún beneficio más de los ordenadores de sobremesa en un portátil, un portátil actualizable podría ser una buena idea. Es probable que utilices el mismo dispositivo durante años, con la pantalla siendo quizás el factor más limitante. También puede mejorar la sostenibilidad del producto, aunque hay que tener en cuenta los recursos que se utilizan para hacer nuevos componentes.

El Framework Laptop representa un primer paso alentador en el mundo de los PCs actualizables y portátiles. Suena verdaderamente impresionante sobre papel, con una pantalla de 13,5” (2256 x 1504), webcam de 1080p y 60 fps y un teclado de 1,5 mm. El dispositivo viene con procesadores Intel de 11ª, junto a una batería de 55 Wh y Wi-Fi 6. La RAM DDR4 puede configurarse hasta 64 GB, mientras que un almacenamiento NVMe de 4 TB está disponible.

Las piezas de reemplazo están disponibles en la web de Framework, aunque la compañía también permitirá a otras tiendas vender los componentes.

El Framework Laptop debería salir a la venta en verano de 2021, pero con suerte muchas más compañías lanzarán sus propios portátiles modulares en un futuro próximo.

¿Prefieres un dispositivo más tradicional? No te pierdas nuestra selección de mejores portátiles para ver otras opciones.

Artículo original publicado en Tech Advisor UK.