Los portátiles han avanzado mucho en las últimas décadas. Los ordenadores ligeros y elegantes que conocemos hoy en día habrían sido impensables cuando el primer portátil hizo su debut en la década de los ochenta. Desde entonces, una serie de innovaciones han convertido al PC portátil en un producto sin el que muchos de nosotros no podríamos vivir.

Como es lógico, muchas empresas se han dedicado a buscar la próxima gran innovación para intentar que sus portátiles destaquen. En los últimos años, gran parte de esto se ha centrado en sacar el máximo partido a los componentes internos o en optar por un diseño 2 en 1, de modo que obtengas una tablet además de un portátil, o al menos algo que se parezca a una tablet.

Sin embargo, Craob está adoptando un enfoque muy diferente. Este fabricante poco conocido (y difícil de pronunciar) ha presentado recientemente el Craob X, un ultrabook sin ningún tipo de puerto. Así es, ni siquiera un puerto de carga.

¿Su solución para cargar la batería? Un cargador inalámbrico que se adhiere magnéticamente a la parte trasera de la pantalla. Este es compatible con la carga rápida y sirve de hub para algunos puertos, así que, técnicamente, sigue teniendo USB-A, USB-C, conector de auriculares de 3,5 mm y una ranura para tarjetas SD.

Ciertamente parece una solución ordenada, aunque una solución a un problema que realmente no existía. Y solo tiene uno de cada uno de los puertos mencionados, así que si necesitas más tendrías que hacer ¿qué? ¿Conectar otro adaptador? Simplemente no tiene sentido.

No merece la pena todo el bombo

Craob anuncia varias prestaciones clave en su página web, pero ninguna de ellas justifica el diseño sin puertos.

Lo primero es el diseño ultrafino: el Craob X tiene un grosor de solo 7 mm. Para contextualizar, el estilizado MacBook Air de Apple tiene un grosor de 16 mm. Sin embargo, no está claro qué beneficio proporciona esto, aparte de ocupar un poco menos de espacio en una mochila.

Es más, me preocuparía mucho la durabilidad a largo plazo de un dispositivo tan delgado, especialmente cuando la información sobre la compañía es tan escasa.

Quizá la mayor ventaja sea la portabilidad, ya que el Craob X pesa solo 860 gramos. Sin duda es algo impresionante, pero ya hay varios portátiles que pesan menos de 1 kg sin prescindir de sus puertos. ¿Merece la pena? No para muchos.

Otra cosa que habrás notado en las fotos es el diseño casi sin biseles del Craob X. La pantalla está perforada por una única cámara frontal, lo que hace que parezca más un smartphone de gran tamaño que un portátil. No me hubiera parecido mala idea si la pantalla pudiera separarse para convertirse en una tablet, pero no parece ser el caso.

Portátil sin puertos

En este factor de forma, preferiría mucho más que la cámara web estuviera dentro de un delgado bisel superior y no en un diminuto orificio, que también puede afectar a la calidad de la imagen. Es cierto que Apple usa la muesca en su último MacBook Pro, pero espero sinceramente que otros fabricantes de portátiles no sigan su ejemplo.

Y con un grosor prácticamente nulo para que las teclas del teclado tengan un recorrido real, la experiencia de tecleo seguramente también se vea comprometida.

Es una verdadera lástima, ya que el Craob X parece un buen portátil sobre el papel. Utiliza los últimos chips de la 12ª generación de Intel (Alder Lake, hasta Core i7), junto con los gráficos integrados Iris Xe y hasta 32 GB de RAM DDR5. Esto ayuda a alimentar una pantalla 4K de 13,3", mientras que también tiene soporte para Wi-Fi 6E y SSDs de hasta 2 TB.

Sin embargo, siguen quedando muchas dudas. ¿Cuál es la capacidad de la batería? ¿Qué velocidad de carga tiene? ¿Es compatible con la carga inalámbrica Qi? ¿La pantalla es LCD u OLED? ¿Es una pantalla táctil? ¿Funciona con Windows 11? ¿Cuáles son las especificaciones de la cámara web? ¿Es compatible con Windows Hello? ¿Tiene sensor de huellas dactilares?

Estas son todas las preguntas que la mayoría de los posibles compradores se harán antes de comprar un nuevo portátil. El precio también sigue siendo un misterio, pero la combinación de la nueva tecnología y las especificaciones de primera calidad sugieren que superará con creces los 1.000 €.

El sitio web de Craob afirma que el dispositivo está "a punto de salir al mercado", pero la empresa no tiene un historial de lanzamiento de productos, así que eso podría significar cualquier cosa.

Al fin y al cabo, tendrás que sacrificar demasiado para que mucha gente considere siquiera el Craob X. Me alegro de que las empresas estén dispuestas a superar los límites en lo que respecta al diseño de los portátiles, pero perder los puertos no es el enfoque correcto. En todo caso, la mayoría de la gente quiere más puertos en su portátil, no menos.

Si estás pensando en comprar un nuevo portátil, lee nuestra guía sobre los mejores portátiles para comprar. Si prefieres no pagar el precio completo, echa un vistazo a las mejores ofertas de portátiles disponibles ahora mismo.

Artículo original publicado en Tech Advisor.