Mountain ha actualizado la configuración de los procesadores Intel Core que integra en sus equipos, de manera que tres de las familias ya cuentan con la 4ª generación de procesadores con el fin de garantizar el máximo rendimiento. Por un lado se encuentran los Mountain Media S4G con precios desde 879 euros. Esta familia se caracteriza por ofrecer un rendimiento a medida de las necesidades de cada uno. Su rendimiento garantiza su despliegue en entornos de diseño gráfico y retoque, así como edición de vídeo y tareas algo exigentes.

Por otro lado está la gama Mountain Xtrem en los que prima la potenciación de la tarjeta gráfica con el fin de garantizar el máximo rendimiento en entornos de juegos. Se basan en las soluciones de gráficas nVidia Gefore GTX para acelerar los gráficos en entornos de Gaming.

Por último, la familia Mountain Studio3D W4G incorpora una tarjeta gráfica PNY Quadro K600 más orientada a entornos CAD, CAE o renderizado de proyectos, donde se requiera una importante capacidad de procesamiento de gráficos, en paralelo con el desempeño de las CPUs de Intel. El precio de estos modelos parte desde los 1.279 euros.

Los sistemas informáticos de Mountain siempre se han caracterizado por cubrir las necesidades de los usuarios en lo que respecta a rendimiento. Además, el fabricante siempre ha cuidado con esmero el ofrecer equipos con elegante chasis, refrigeración mejorada, y grandes posibilidades de ampliación. Los discos duros instalados en las torres de PC, por ejemplo, cuentan con un sistema anti vibración en el soporta que reduce al mínimo el ruido y amortigua al disco en caso de movimiento o golpe.