Intel encargó a GFK un estudio sobre la intención y proceso de compra de ordenadores, que se realizó durante el mes de junio, mediante 3.000 entrevistas a mayores de 14 años. A pesar de la evidente escasez de confianza en la situación económica actual, que hace que el usuario sea reticente a hacer gastos, las ventas de ordenadores han crecido un 17%, impulsadas principalmente por la movilidad, pues los ordenadores portátiles forman el 82% de las ventas.

Entre los entrevistados, hay más de un 40% de hogares en los que no hay ningún ordenador, argumentando como primer motivo que no lo necesitan, en segundo lugar, que no saben usarlo, y sólo como tercera causa el precio. Para Intel, esto se debe a un desconocimiento de las posibilidades que brinda el ordenador que ya no es solamente una máquina para trabajar, sino en la que se puede disfrutar de diferentes facetas del ocio.

Además, Intel ha querido averiguar el tipo de usuario de una categoría nacida este año, los netbooks. El resultado de la encuesta muestra que para la mayoría de sus propietarios es un segundo ordenador que complementa al de sobremesa (41%) o a otro portátil (35%). Sólo un 24% de los encuestados tenían el netbook como único ordenador.