Así lo ha explicado un portavoz de Lenovo a Windows Central. Este leve retraso se produce porque los de Redmon han entregado un poco más tarde de que normalmente hace la build RTM (Released to Manufacturing) para fabricantes, que es la tienen que instalar en sus equipos.

En años anteriores, según explica PCWorld.com, los lanzamientos de Windows han estado muy coordinados: los fabricantes de PC conseguían normalmente la build RTM varias semanas antes de la versión oficial y así tenían tiempo para instalar el nuevo sistema operativo en su PC a tiempo para el día del lanzamiento. En esta ocasión, la RTM ha llegado un poco tarde, concretamente la semana pasada.

Otros fabricantes como HP o Dell, no obstante, dicen que dispondrán de equipos el mismo 29 de julio.