La compañía estadounidense saca al mercado memorias Flash portátiles diseñadas para el creciente número de usuarios de smartphones, tablets, y ultrabooks. Las unidades Flash USB de Kingston, extremadamente finas y ligeras, cuentan con diseños reducidos y elegantes que expanden e innovan las capacidades de almacenamiento de los dispositivos de menor tamaño. Kingston Wi-Drive ofrece expansión de memoria sin cables para tablets y smartphones como Kindle Fire, iPad, iPhone e iPod Touch.

La DataTraveler SE9 se conecta a un PC de forma sencilla gracias a su chasis metálico, integra una anilla de gran tamaño para sujetarla con facilidad a una mochila, maletín, bolso o llavero. Su pequeña dimensión ofrece protección contra golpes y no interfiere con otras unidades Flash aunque los puertos USB están situados uno al lado del otro. La DataTraveler SE9 está disponible en capacidades de 8GB y 16GB.

La unidad Flash USB DataTraveler Micro presenta un tamaño muy reducido que hace posible utilizarla en tablets, ultrabooks, netbooks o sistemas de audio de coche. La capacidad de almacenamiento también es de 8GB y 16GB.

Kingston Wi-Drive es un dispositivo de almacenamiento portátil y sin cables creado para Kindle Fire y los dispositivos de Apple y estará disponible a finales del primer trimestre de 2012, con una capacidad de 64GB. Este dispositivo con Wi-Fi integrado permite a los usuarios ver fotos y documentos, así como películas en streaming o escuchar música sin tener que depender del acceso a Internet o de tecnologías basadas en cloud computing. Actualmente está disponible en capacidades de 16GB y 32GB, y el nuevo modelo permitirá compartir una cantidad aún mayor de fotografías, vídeos, música y más contenidos. kingston memoria