Intel proporcionará las unidades de almacenamiento de estado sólido (SSD) Z-P140 PATA a los fabricantes OEM como un módulo opcional integrado sobre las placas madre fabricadas para su plataforma Menlow.

El dinimuto chip SSD de Intel, que pesa tan sólo 0,6 gramos, estará disponible en capacidades de 2 GB y de 4GB. Mediante su uso, la capacidad de almacenamiento será ampliable así a más de 16 GB mediante la incorporación de hasta cuatro SSD conectadas a una interfaz PATA (Parallel Advanced Technology Attachment) que enlazará las unidades, según ha explicado Don Larson, director de línea de producto de Intel.

Las unidades SSD consumen menos potencia que las de disco duro y son, por tanto ideales para dispositivos móviles. La capacidad de almacenamiento de estos módulos podría aumentar hasta 64 GB en un plazo de dos años, según Troy Winslow, director de marketing de la compañía.

Menlow, la plataforma a la que se orientan estas SSD, ha sido específicamente diseñada para PC ultramóviles, y también incluye el procesador Silverthorne y el chipset Poulsbo. Se espera que los dispositivos en ella basados empiecen a aparecer en el mercado en la primera mitad de 2008.