El grupo de trabajo Open NAND Flash Interface (ONFI) ha presentado la especificación de controlador ONFI 3.0, que permite transferencias de datos de hasta 400 megabytes por segundo. Esta velocidad supone el doble del estándar anterior, ONFI 2.3, que se lanzó el pasado agosto y permitiría hacer discos SSD más rápidos que los actuales.

La especificación ONFI es una interfaz de control a nivel del procesador que define cómo se escriben, leen y borran los datos en memorias flash. ONFI también define una especificación de conector física para NAND flash, que es similar a las DRAM DIMM usadas para fijar la memoria.

El uso de almacenamiento flash en dispositivos de mano y PC está creciendo a medida que se abarata el coste de los medios de almacenamiento. Los discos SSD ofrecen capacidades de lectura y escritura más rápidas que los discos duros. Cuando se sitúan cerca de una CPU, NAND flash puede ayudar a los sistemas a procesar y transferir datos más rápidamente.

La nueva especificación incluye capacidades mejoradas de error y corrección y es más eficiente en el consumo de energía que estándares anteriores. ONFI 3.0 utiliza menos canales que las especificaciones previas, lo que da como resultado ahorros en costes y espacio, que son claves para el diseño SSD.