En las últimas semanas, hemos sido muchos los que hemos tenido que crear nuestra propia oficina en casa y teletrabajar. La industria tecnológica se ha visto beneficiada, pues ha crecido considerablemente la demanda de los portátiles.

El portátil sigue siendo considerado el dispositivo óptimo para aquellos que buscan potencia y portabilidad. Este tipo de ordenador lleva tiempo demostrando que son la mejor manera de seguir siendo productivos fuera de la oficina.

Parecía inevitable que los fabricantes de portátiles y la cadena de suministro tecnológica estén teniendo problemas para satisfacer esa demanda, sobre todo porque las fábricas de producción fueron cerradas en muchos países.

Entonces, ¿merece realmente la pena comprar un portátil hoy? La respuesta dependerá de diferentes variables. En este artículo exploramos cinco escenarios distintos para ayudarte a tomar una decisión acertada.

Escenario 1: No tienes ni portátil ni ordenador de sobremesa

Seguramente la razón principal para querer comprar un nuevo portátil es sencillamente no disponer de uno. Puede que tú también utilizaras exclusivamente el ordenador del trabajo y en casa solo tengas un móvil y un televisor.

En este caso, te recomendamos que sí te compres uno. Qué modelo termines comprando dependerá de varios factores, como por ejemplo cuánto estés dispuesto a pagar. Consulta nuestras clasificaciones de mejores portátiles en general o mejores portátiles baratos.

No obstante, si tienes en casa una tablet bastante potente, podrías utilizarla como alternativa a corto plazo. Es el caso, por ejemplo, del iPad Pro, que Apple asegura ser un perfecto sustituto para un portátil.

Prácticamente todas las tablets son compatibles con el Bluetooth, lo que significa que podrás conectarlas fácilmente a un teclado y/o ratón externo. No es la solución perfecta, pero sí una que te permitirá ir tirando durante las próximas semanas.

Escenario 2: Compartes tu portátil con varias personas

Es muy habitual que una familia o personas que viven juntas compartan un mismo ordenador. El confinamiento ha puesto a prueba a aquellos que tenían que teletrabajar usando un portátil, mientras otros lo necesitaban para estudiar o asistir a clases virtuales.

En este caso, también recomendaríamos comprar como mínimo un nuevo dispositivo tan pronto como sea posible. Por suerte, para muchos uno de los modelos de nuestra lista de portátiles baratos les será más que suficiente.

Escenario 3: Tu portátil no funciona demasiado bien, pero tiene buen aspecto

Hay muchas razones que explicarían por qué tu portátil no funciona correctamente, y sabemos que todavía es increíblemente más frustrante no poder identificar cuál es la causa, ya que así es imposible poder encontrar la solución acertada.

Ya sea porque tu portátil no consigue cargarse, porque los puertos no reconocen ningún dispositivo externo que conectas o porque no consigues pasar de la pantalla en negro, puede ser muy tentador comprar un ordenador nuevo.

No obstante, nuestra recomendación es que seas prudente. Te sugerimos que solo lo hagas si realmente puedes permitírtelo. Hay muchas opciones baratas en el mercado que te permitirán tener un portátil nuevo sin gastarte una fortuna.

Ahora bien, si tienes un presupuesto más ajustado, también puedes optar por arreglarlo tú mismo. Seguramente puedas encontrar cómo hacerlo por Internet, como nuestro tutorial para un ordenador que no arranca (también tenemos la versión para Mac).

Escenario 4: Tu portátil necesita una reparación

Pero a menudo ni los tutoriales más detallados pueden ayudarte a solucionar tus problemas. Es especialmente difícil si no puedes localizar qué es lo que falla. Es entonces cuando necesitarás contactar a un profesional para que te ayude.

Es verdad que puede resultar un proceso más fastidioso que comprar un portátil directamente, pero cabe la posibilidad que puedan arreglar el problema a un precio asequible. Muchos ni siquiera cobran si no pueden solucionarlo.

Con la pandemia del coronavirus, hay más restricciones a la hora de recibir a un técnico en casa, pero seguro que puedes mandarlo por correo postal. Ciertamente, eso significa que no dispondrás de él durante unos días, pero quizás merezca la pena.

Escenario 5: Tu portátil antiguo necesita un recambio

Puede darse el caso que hayas tenido un portátil desde hace ya varios años y que, pese a haber funcionado bien durante mucho tiempo, esté empezando ya a dar muestras de su edad. Es momento de pensar en un reemplazo.

La pregunta ahora será si quieres Mac o Windows. Obviamente, quizás quieras esperar unos meses más hasta que el mercado vuelva a la normalidad o que una marca de confianza saque un modelo que cumpla con tus requisitos.

Si crees que no puedes esperar, entonces te recomendamos que compres un portátil nuevo. Eso es especialmente importante si está afectando tu productividad y si ya no puedes ver series, navegar por Internet o jugar a un videojuego sin que algo falle.

Obviamente, es importante que tengas en cuenta también tu situación personal. Por ejemplo, si estás pensando en cambiar de trabajo, quizás ya no necesites un portátil tan potente, o todo lo contrario.