Todo el mundo habla del 5G y son cada vez más los smartphones compatibles con la quinta generación de telefonía móvil que están saliendo al mercado. Incluso Apple, que curiosamente todavía no ha adoptado esta tecnología, podría lanzar el primer iPhone 5G.

La conectividad 5G promete velocidades de conexión a Internet más fiables y rápidas, pero todavía deben pasar algunos años para que se establezca completamente en España. Estamos en una fase experimental y los smartphones son el dispositivo perfecto.

Eso no quiere decir que solo sean los teléfonos inteligentes los que están experimentando con el 5G. Lenovo presentó el portátil Lenovo Yoga 5G en el CES 2020 asegurando que se trata del primero compatible con 5G, tanto con el estándar mmWave como el sub-6.

Parece que Lenovo no será el único fabricante en aventurarse en el mundo 5G, y es que son otras las marcas que ya están trabajando en portátiles compatibles con esta tecnología. Es el caso de Dell y HP, que ya han anunciado que los lanzarán próximamente.

No sorprende que hayan tomado un camino así de ambicioso, pero por ahora no parece que disponer de telefonía 5G en un portátil tenga demasiado sentido. Esto es especialmente cierto teniendo en cuenta que Intel ha pospuesto su módem 5G hasta mediados del 2021.

La demora en el desarrollo de un procesador compatible por parte de Intel significa que los primeros portátiles 5G incluyen un procesador Snapdragon Qualcomm. Aunque estos son excelentes en smartphones, hay ciertas dudas en cómo pueden funcionar en un portátil.

Además de esto, otro gran inconveniente de los portátiles 5G es su precio. Ya hemos visto cómo el precio de los móviles ha aumentado al añadir esta tecnología, y nada parece indicar que vaya a ser lo contrario en el caso de los ordenadores.

Merece la pena apuntar también que son todavía pocos los portátiles que vienen con compatibilidad con algún tipo de conectividad móvil. Esto puede llegar a ser útil, por ejemplo, en zonas con acceso a wifi reducido, pero todavía no es mainstream.

Tendrán que pasar algunos años hasta que el 5G sea adoptado de forma global, sobre todo teniendo en cuenta que el 4G todavía no ha llegado a todas partes. La infraestructura que el 5G requiere es solo posible en grandes ciudades, y todo apunta a que va a seguir siendo así en el futuro más próximo.

Es por todo esto que, por ahora, los portátiles con conectividad 5G van a seguir siendo un dispositivo para entusiastas de la tecnología. Deberá pasar algún tiempo más para que el consumidor medio se plantee comprar uno.

Tanto es así, que este debate se extiende incluso en el mercado móvil: ¿deberías comprar un smartphone 5G ahora o esperar?