A principios de 2020, Tile anunció que había llegado a un acuerdo con HP para incorporar su tecnología de rastreo de localización en la segunda generación del portátil 2-en-1 HP Elite Dragonfly. Ahora, todos los portátiles con procesador Intel podrían hacer lo mismo.

El pasado 7 de mayo, Tile e Intel hicieron público que estaban colaborando para permitir que fabricantes de equipo original como Asus, HP o Lenovo pudieran integrar los servicios de rastreo de localización de la compañía en aquellas máquinas con chip Intel.

Se desconoce qué fabricantes estarían interesados en implementar esa integración de Tile en sus próximos portátiles, pero siempre y cuando incorporen un chip de Intel, la posibilidad de añadir la compatibilidad con Tile existe.

En el caso del HP Elite Dragonfly, esta compatibilidad con Tile llegó como un extra opcional. Lo más probable es que en los próximos portátiles con procesadores Intel sea también el usuario quien decida si quiere incorporarlo o no.

También cabe suponer que esta integración funcionará como lo hace con el Dragonfly en los otros equipos Intel. De ser así, solo se requeriría que la batería del portátil estuviera cargada para que el rastreador funcione, incluso si el portátil está apagado.

Para aquellos que no conozcan Tile, se trata de una compañía estadounidense que empezó a ofrecer unos rastreadores de Bluetooth diseñados para ser fijados en objetos personales como mochilas o llaves y así poder encontrarlos en caso de pérdida.

Más recientemente, no obstante, la compañía ha ido más allá de fabricar su propio hardware y ha empezado a ofrecer la llamada “integración Tile” a otros fabricantes. Entre ellos se encuentran marcas como Bose o HP.

Ya sea al usar el rastreador de Tile o un dispositivo compatible, puedes hacer un seguimiento del objeto al que lo has sujetado a través de la app móvil o su web. Al utilizar Bluetooth, cuanto más dispositivos con Tile hay, mejor es la red.

Si tenemos en cuenta tanto sus propios dispositivos como la integración en otros, la compañía predice que el número de dispositivos electrónicos compatibles con su tecnología ascenderá a los 30.000 millones en los próximos cinco años.

Otro fabricante de equipo original que pensamos que podría beneficiarse de esta integración es Apple, aunque lo más probable es que no lo haga, y eso que sus portátiles también utilizan procesadores Intel.

La razón sería que los de Cupertino estarían trabajando en su propio rastreador, o así lo aseguran los rumores acerca de los llamados AirTags, que funcionarían de manera similar al rastreador físico de Tile.