La espera por el procesador Ryzen 7 5800X3D de AMD y su nueva tecnología V-Caché ha llegado a su fin. Por fin, este revolucionario procesador se encuentra a la venta en las tiendas desde hace apenas unos días. En concreto, desde el pasado 20 de abril. 

Sin embargo, a diferencia de otras CPU de la serie Ryzen 5000, este chip en particular brilla en escenarios específicos y se atenúa un poco en otros más concretos. Es por ello que el Ryzen 7 5800X3D de AMD no es la mejor solución para todo el mundo.

Hemos extraído la información más importante para ponerte al día rápidamente y ayudarte en tu decisión de compra. También evaluamos las necesidades que tiene este nuevo chip en cuanto a arquitecturas y memorias para no llevarte sorpresas en la compra. 

El chip hace volar los juegos

Es una realidad. Entre los modelos de CPU compañeras como la Ryzen 5000, el 5800X3D se lleva la corona como el más rápido del grupo en entornos gaming. A resoluciones de 1080p High o Ultra, mejora el rendimiento del 5800X hasta en un 44 % según el juego. 

En situaciones más comunes, la ganancia cae entre un 22 % y un 28 %. A calidad 1440p, observamos claramente una mejora promedio de alrededor del 11 % con respecto a la versión de chip normal. 

Este nuevo procesador, también se mantiene firme frente al chip superior de Intel, el Core i9-12900K que actualmente cuesta 654,45 €. De hecho, podemos afirmar que la batalla entre el 5800X3D de AMD, y el Core i9-12900K de Intel, termina en gran medida en empate. 

Eso no quiere decir que ofrezcan el mismo rendimiento. A menudo verás un claro ganador en los juegos individuales, pero cambia de un lado a otro. Por ejemplo, a 1080p, el 5800X3D podría superar al 12900K en un 5 % en un título, pero en otro, el 12900K supera en un 7 %. Los márgenes son muy escasos.

La historia es similar a 1440p, aunque la brecha se reduce un poco. Ocasionalmente, el Core i9-12900K obtiene una ventaja de dos dígitos cuando se combina con módulos de memoria más rápidos de tipo DDR5. 

(Para conocer todos los detalles esenciales, realice un recorrido completo por las reseñas vertidas del 5800X3D en otras páginas web como Tom's Hardware, TechSpot  o PC Gamer, entre otros). 

En su conjunto, los puntos de referencia pueden dar una pequeña ventaja (alrededor del 2 %) a cualquiera de los chips, según los juegos que hemos empleado para las pruebas. 

En resumen, si tienes un juego en particular al que juegas todo el tiempo, observa sus resultados de referencia. De lo contrario, el 5800X3D hace que quedarse con AM4 y DDR4 siga pareciendo atractivo en escenarios específicos. 

Más lento en tareas de productividad

Pero todo lo bueno que consigue ofrecer en los juegos, AMD 5800X3D lo pierde en otras áreas, ya que es notablemente más lento cuando se trata de abordar aplicaciones y entornos más allá de los juegos. 

Piensa en la renderización, la codificación, e incluso en el uso de aplicaciones de edición de fotos como Adobe Photoshop. Para muchos, son situaciones en las que el tiempo es dinero si resulta que también quieres abordar proyectos concretos por el trabajo que desempeñas.

En tareas de subprocesos múltiples, el Core i9-12900K (16 núcleos, 24 subprocesos) y Ryzen 9 5900X (12 núcleos, 24 subprocesos) dejan atrás al 5800X3D (8 núcleos, 16 subprocesos). 

Los resultados de referencia pueden dar una ventaja de hasta el 39 % para el Core i9-12900K y más del 25 por ciento para el Ryzen 9 5900X. Incluso cuando se compara con el 5800X estándar, el 5800X3D muestra una caída del 5 % al 6 % en rendimiento. 

No se puede overclockear

De siempre, una de las ventajas de Ryzen sobre los procesadores Intel Core ha sido durante mucho tiempo la capacidad de hacer overclocking en cualquier modelo de chip. No es así con el Ryzen 7 5800X3D, ya que no admite esta práctica para mejorar su rendimiento. 

Cuando fue presentado, el director de marketing, Robert Hallock, confirmó que la opción de ajustar el voltaje o la frecuencia para el Ryzen 7 5800X3D en la interfaz UEFI de una placa base estaría bloqueada. 

También explicó que la función se eliminó debido al 3D V-Caché del chip, que requiere un límite de voltaje codificado. Desafortunadamente, obtienes lo que tienes con el 5800X3D. No podrás obtener un rendimiento extra fruto de estas prácticas.

AMD Ryzen 9 5900X

Cuesta más que un Ryzen 9 5900X

Sí, efectivamente has leído bien. Con un precio recomendado actualmente de 499,90 €, el AMD Ryzen 7 5800X3D es más caro que el AMD Ryzen 9 5900X que cuesta 436,59 € en cualquier tienda como pueda ser PcComponentes. 

También cuesta en torno a 100 € más que el Ryzen 7 5800X estándar, lo que supone una diferencia considerable si realmente no le vas a sacar partido al extra de potencial. Los integradores, sensibles a los precios, es probable que no puedan justificar el incremento ante los compradores. 

Es mejor para actualizaciones (en casos concretos)

No estás equivocado si llegados a este punto piensas que el Ryzen 7 5800X3D suena como un chip de nicho. Debido a su enfoque exclusivo para juegos, este procesador realmente funciona mejor para personas en dos áreas concretas. 

En el primer grupo están aquellos que no pueden pagar los 100 dólares adicionales por un Core i9-12900K pero aún quieren el mejor rendimiento de juego posible, tanto que están dispuestos a ignorar el Core i7-12700K más barato de 463,45 €. 

Este chip de Intel es solo un poco más lento en los juegos, pero funciona de manera más equitativa en todos los ámbitos, con lo que se nos antoja una mejor compra para la configuración de un PC típico.

En el otro grupo hay personas con sistemas Ryzen más antiguos a los que les vendría bien un impulso: cualquiera con un chip de la serie Ryzen 3000 o anterior. (Spoiler: es posible que pronto tengamos algunos datos al respecto...). 

Los verdaderos ganadores son personas como nuestro periodista Brad Chacos de PCWorld, que todavía tiene un Ryzen 7 1800X y una placa X370. 

Gracias a la magia de la plataforma AM4 de AMD, los ordenadores Ryzen de primera generación pueden alcanzar un rendimiento de juego casi a la par del Core i9-12900K a menos de la mitad de precio de lo que cuesta la arquitectura Intel.

Así pues, garantiza una gran compatibilidad de componentes y placas base para poder actualizar configuraciones de años anteriores a un bajo precio, lo cual es toda una recompensa para los primeros usuarios de chips Ryzen de AMD.

Artículo original publicado en PCWorld US.