Así lo acaba de anunciar AMD. La empresa de procesadores trabajará con ambas firmas para sacar al mercado PC Dell con las GPU AMD Radeon que trabajen con las gafas de realidad virtual Oculus, a partir de los 999 dólares.

En marzo, AMD anunció su iniciativa para ofrecer al mercado soluciones que saquen el máximo partido a la realidad virtual, cuya base es la tecnología AMD LiquidVR.

AMD LiquidVR, junto con los subsistemas de software y hardware de GPU de AMD, permite, según la firma, un rendimiento VR de baja latencia que mantiene la fiabilidad durante la experiencia de realidad virtual, y ofrece compatibilidad plug-and-play con los cascos de VR.

Tras tres años de espera, la versión de consumo de las gafas Oculus Rift llegarán al mercado en el primer trimestre de 2016.

Los últimos detalles anunciados por la compañía son que las gafas no necesitan una estación IR de pared ni accesorios añadidos, y disponen de auriculares integrados de audio posicional. Además, cuenta con una nueva característica: los auriculares son extraíbles, por lo que no están limitados a un cambio de posición.

Las gafas están equipadas con dos pantallas OLEDajustables que alcanzan una resolución de 2160x1200 píxeles a 90Hz. Acompañará las gafas Oculus Touch, dos controladores externos que detectan los movimientos del usuario y le permiten controlar, por ejemplo, la posición de sus manos para usarlas en realidad virtual.