Desde que Microsoft cambió a las actualizaciones bianuales de características con el lanzamiento de Windows 10, la emoción siempre ha crecido a medida que nos acercamos a mayo y noviembre. 

El mes pasado no fue diferente, a pesar de que la actualización de mayo se consideró modesta según los estándares habituales. Las nuevas versiones de Cortana y Power Toys fueron adiciones bienvenidas, pero las esperadas mejoras en la estabilidad del sistema operativo hicieron que pareciera una actualización que valía la pena para todos los usuarios.

Desafortunadamente, resulta que el nuevo software ha hecho más daño que bien a muchos y muchas de los que han hecho el cambio. 

No hay duda de que Microsoft se enfrentó a un gran desafío para preparar la actualización para los más de mil millones de dispositivos de Windows 10, pero la reducción gradual de la disponibilidad tenía como objetivo gestionar la demanda. 

Sin embargo, no ha sido capaz de detener una serie de problemas que afectan a los usuarios, dejando a muchos lamentando su decisión de actualizar su dispositivo. Con tantas personas que actualmente dependen de PC y portátiles con Windows 10, podría resultar enormemente perjudicial para la capacidad de las personas de trabajar y comunicarse desde casa. 

En la página de soporte oficial se enumeran nueve cuestiones que se están investigando actualmente, aunque en general se han comunicado más. La guía de Tom's Guide enumera los problemas de la impresora, el modo de tablet y el almacenamiento entre los más destacados.

El primer Patch Tuesday (el nombre informal de las actualizaciones mensuales de seguridad de Microsoft para Windows 10) ha llegado y se ha ido, pero todavía persisten muchos errores. La actualización todavía no está disponible para algunos dispositivos, aunque eso ha resultado ser una bendición disfrazada. 

Curiosamente, se cree que Microsoft ha retrasado la disponibilidad general de la actualización al 27 de mayo, después de que se descubrieran errores en las pruebas del software por parte de Windows Insiders. Tal vez Microsoft se sintió presionado para publicar la actualización en el mes después de que fue nombrado, ya que desde entonces se ha hecho evidente que había problemas que necesitaban ser resueltos.  

La actualización de Windows 10 de mayo puede seguir siendo de gran valor para los usuarios, pero probablemente valga la pena esperar hasta que la estabilidad haya mejorado significativamente.