El monitor XR341CK de Acer incluye conectores de vídeo HDMI, DisplayPort y MiniDisplayPort, con un hub integrado USB 3.0 y un par de altavoces 7 watios. Pero la gran novedad es la tecnología FreeSync de AMD que hace coincidir la frecuencia de actualización de la pantalla con la de la tarjeta gráfica.

En comparación, los monitores convencionales refrescan la imagen a velocidades fijas que son diferentes al flujo siempre cambiante de un juego de PC. Esto conduce a un efecto que parece hacer parpadear la pantalla y a retrasar el ritmo de la acción.

Este nuevo monitor curvo para PC de Acer suma a la tendencia clara del mercado hacia este tipo de formato que, no obstante, aún resulta caro para muchos clientes. En Estados Unidos, donde sale a la venta este mismo mes, tendrá un precio de 1.099 dólares.

En todo caso, seguiremos viendo modelos de estas características próximamente ante el interés de un buen número de consumidores de disfrutar de una experiencia más realista en los juegos.