Acer avanza en el desarrollo de monitores curvos con altas prestaciones de imagen y sonido para proporcionar la mejor experiencia al usuario. Su último modelo incorpora avances que no dejará indiferente a nadie, especialmente a los jugadores que podrán disfrutar de una experiencia de inmersión.

La compañía acaba de presentar su nuevo monitor curvo de 34 pulgadas y una espectacular resolución QHD (3440X1440), además de añadidos como tecnología IPS para ángulos de visión de 178 grados y tecnología Nvidia G-SYNC, que minimiza los efectos de parpadeo. Diseñado pensando en su ergonomía, la pantalla se puede inclinar desde -5° a 35° y ajustar verticalmente hasta los 130 mm, lo que permite al usuario ajustar el monitor al ángulo de visión más cómodo.

Para los gamers, XR341CKA viene con múltiples funcionalidades que les permiten ajustar el rendimiento del monitor a su gusto, incluyendo ajustes de color de 6 ejes gracias a Nvidia G-SYNC, visualización en pantalla de tasa de refresco y tres iconos de punto de mira donde escoger. Los usuarios pueden fácilmente identificar cuando el modo G-SYNC está activado gracias a una luz ambiente roja en la parte inferior del monitor, cuya intensidad varía en función de la tasa de refresco instantánea del monitor.

El monitor soporta toda la gama de colores sRGB, para ofrecer una reproducción de color incluso adecuada para profesionales del diseño y entusiastas de la fotografía.

Sonido DTS, altavoces 2x7W una futurista base de aluminio y conexiones DisplayPort y HDMI, además de una entrada USB 3.0,  completan las características de este monitor.