Tanto la PlayStation 4 como la Xbox One se han convertido en las grandes consolas de los usuarios, con el permiso de la Nintendo Switch que sigue teniendo a sus grandes fieles, con un gran potencial entre el público más joven.  

Desde su lanzamiento allá por el año 2013, con apenas una semana de diferencia, ambas han dominado el mercado de los videojuegos, vendiendo más de 150 millones de unidades en todo el mundo.

Si bien la PS4 representa más de dos tercios de ese total de ventas, la competencia entre las dos sin duda ha fortalecido la industria del juego, que ahora se cree que vale más de  150 millones de dólares.

Ha habido seis consolas producidas por Sony y Microsoft a lo largo de las distintas generaciones, y no tendremos que esperar mucho antes de que ambas compañías lancen actualizaciones importantes. En concreto, a finales de este mismo año 2020.

En este artículo, enfrentamos a la próximas PS5 y Xbox Series X, en un intento de determinar cuál sería mejor según cada caso y en base a las características y confirmadas por Sony y Microsoft que sabemos hasta el día de hoy.

Fechas de lanzamiento

Se ha confirmado que ambas consolas se lanzarán durante el período de Navidad de este año, y salvo que las previsiones puedan verse afectadas por la situación actual de pandemia, ambas compañías tendrán listas sus PS5 y Xbox Series X para la campaña navideña. 

Lo que está por ver es qué marca se adelantará a la otra, aunque previsiblemente, las diferencias de fecha no afectaría en líneas generales a las ventas de ambas plataformas ya muy consolidadas entre los usuarios. 

Se esperan diferentes versiones de ambas consolas, pero es probable que su lanzamiento sea escalonado a lo largo de sus ciclos de vida, generalmente para garantizar que no haya más de tres años entre los nuevos dispositivos. Así, este año llegaría una única versión. 

Diseños

El diseño de la Xbox Series X ha sido confirmado por Microsoft, con un chasis alto y estrecho que recuerda a las torres de ordenadores modernas muy enfocadas en el gaming de PC.

Esta es una verdadera variación de las consolas Xbox de generaciones previas, que han conservado libremente el mismo diseño. Sin embargo, aún debería poder encajar perfectamente en el salón de tu casa, ya que Microsoft confirmó que la consola se puede colocar tanto en posición horizontal como vertical. 

En cuanto al diseño de la PS5, Sony aún no ha anunciado nada concreto más allá del nombre y la marca de su consola, por lo que realmente no tenemos idea de cómo será físicamente la versión final de la PS5.

Sin embargo, ha habido algunas filtraciones bastante convincentes con respecto al diseño del controlador o mando de la PS5, que se espera que se llame DualShock 5. Las nuevas características podrían incluir un panel táctil más grande, paletas traseras dedicadas y un micrófono.

Rendimientos

Ambas consolas potenciarán este apartado con chipset de CPU y gráficos más avanzados y aumentos de rendimiento sustanciales sobre sus predecesoras. Tanto la PS5, como la Xbox Series X, tendrán las CPU Ryzen de AMD, con una GPU del mismo fabricante. 

Sobre el papel, parece que la Xbox golpea con más fuerza: con 12 teraflops de rendimiento de GPU con respecto a los 10 de la PS5 y una CPU de 3,8 GHz en comparación con 3,5 GHz de la Sony, pero el gigante japonés ha enfatizado que sus cifras representan niveles de rendimiento. 

También está claro que tanto Sony como Microsoft están ansiosos por deshacerse de los discos duros mecánicos de sus consolas actuales, en favor de integrar los SSD más eficientes. 

Sony ha optado por un disco más rápido que debería traducirse en tiempos de carga de los juegos más rápidas y un desarrollo de juegos más fácil en comparación con la oferta de Microsoft. En RAM, los dos son efectivamente idénticos, con 16 GB de tipo GDDR6.

El almacenamiento expandible también varía. Microsoft se ha asociado con Seagate para ofrecer tarjetas de memoria expandibles personalizadas utilizando un formato propietario. Por el contrario, Sony ha dicho que admitirá el almacenamiento interno M.2 estándar. 

No obstante, la opción de Sony también tiene letra pequeña: las tarjetas deberán tener el tamaño y la velocidad adecuados para ser compatibles, así que no vayas a abastecerte de unidades M.2 todavía, ya que la compañía aún no ha revelado qué tarjetas funcionarán.

A efectos de conectividad, ambas consolas deberían admitir el puerto Thunderbolt y el audio 3D, y ambas promocionan a bombo y platillo su capacidad para ejecutar juegos a  calidad 8K, para soportar la nueva oleada de televisores con dicha resolución.

Juegos y ecosistema

Godfall de Epic Games ha sido confirmado como el primer juego de consola exclusivo para PlayStation 5. El lanzamiento del RPG de fantasía coincidirá con el lanzamiento de la PS5, así que ten cuidado con el juego hacia fines de 2020.

En cuanto a Xbox, sabemos que obtendrá Halo Infinite, que será un título que llegará a sociado a su lanzamiento, pero eso es todo por ahora. No tenemos más noticias sobre los juegos que llegarán a ninguna de las plataformas, por lo que tendremos que esperar.

Call of Duty: Black Ops 5 podría ser uno de los primeros lanzamientos importantes multiplataforma en lanzarse en consolas de última generación, con su rumoreada fecha de lanzamiento de finales de 2020, que coincide con el lanzamiento de las nuevas consolas.

Al igual que con las consolas de la generación actual, esperaríamos que una serie de juegos sean exclusivos para cada consola. La PS5 podría basarse en el éxito de los gustos de Horizon Zero Dawn, God of War y Spider-Man para proporcionar secuelas. 

En el apartado de la Xbox Series X, previsiblemente continuará con las exitosas series Forza y ​​Halo, al tiempo que ofrecerá nuevas experiencias con Everwild.

Ambas consolas también admitirán compatibilidad con versiones anteriores de juegos para alentar a los jugadores a seguir con su marca. Microsoft también ha prometido que cualquier juego compatible se ejecutará en Xbox One y Xbox Series X con una sola compra. 

Son buenas noticias, ya que significará que no tendrás que volver a adquirir nuevas licencias para poder jugar a un juego que ya tengas en tu poder con la nueva generación de consolas. 

Veredicto

Tenemos relativamente pocos detalles hasta ahora, pero daríamos la ventaja a la Xbox Series X de Microsoft  en esta etapa inicial, y no solo porque ya sepamos su aspecto físico, sino porque parece que su solución está más avanzada. 

Por supuesto, producir un digno sucesor de la exitosa PlayStation 4 no es una tarea fácil, y es probable que la PS5 sea muy fácil de recomendar a los fanáticos de los juegos. 

Por supuesto, todo esto está sujeto a cambios de última hora. Algunos podrán decir de la situación actual que Sony se guarda sus cartas para presentarlas a última hora. 

En cualquier caso, ambas consolas prometen un gran potencial y tendrá sentido mantenerse fiel a la plataforma actual con la que tengas los títulos actuales, ahora que las nuevas generaciones ofrecerán plena compatibilidad de títulos. 

Sony y Microsoft, nuevamente tendrán que rifarse a los indecisos y aquellos usuarios más jóvenes que previsiblemente quieran dar el salto de la Nintendo Switch o que se decidan a comprar por vez primera su consola de última generación.