Nadie duda de que Google es el motor de búsquedas más popular que existe para cualquier tipo de dispositivo y plataforma, pero a veces puede que te sientas como el programa de Gran Hermano en el que no existe intimidad en tus búsquedas en la red. 

Y es que Google llega a traspasar algunos límites a la hora de recopilar tus datos personales y mostrarte anuncios relacionados con la información que recopila. Es por ello que hemos buscado otras alternativas y esto es lo que hemos descubierto. 

DuckDuckGo es un motor de búsquedas centrado en la privacidad con su propia extensión de escritorio y aplicación de navegador para dispositivos móviles. Se promociona a sí mismo como el buscador anti-Google y promete no rastrear ni recopilar tus datos. 

Como veremos a continuación, ofrece una interfaz limpia y un diseño familiar, además de proporcionar muchas de las funciones que esperas de un motor de búsqueda, pero sin esos rastreadores de datos invasivos. 

Sobre el papel, DuckDuckGo parece un competidor muy válido. Pero, ¿cómo funciona frente a Google? Para averiguarlo, he pasado a usar DuckDuckGo de manera exclusiva durante la última semana. Aquí están los cinco puntos clave que he encontrado.

DuckDuckGo es refrescante

Las características de privacidad de DuckDuckGo me han sorprendido por lo claras que resultan. El servicio insiste en que no recopila tus datos ni rastrea en diferentes sitios web. Tampoco asocia tu navegación con tu dirección IP y no guarda el historial de búsqueda. 

Para alguien que ha usado Google la mayor parte de su vida, esto se siente renovador. Apenas recuerdo un momento en que cada uno de mis movimientos no fue rastreado, analizado y luego comercializado a través de sugerencias y anuncios específicos. 

El uso de DuckDuckGo me devolvió a una época más simple cuando un motor de búsqueda solo estaba ahí para responder preguntas como: ¿Cuál es el mejor portátil que puedo comprar por menos de 1.000 €? ¿Cuál era el apodo del personaje de Tim Robbins en Top Gun?

La privacidad es el mayor atractivo de DuckDuckGo y la aplica de forma que no resulta restrictiva. Durante todo el tiempo que estuve usando el motor de búsqueda, no eché en falta ningún aspecto de personalización. 

A diferencia de Google, DuckDuckGo no sugiere automáticamente nuevas búsquedas porque no recopila información de tus búsquedas ni de tu historial, algo a tener en cuenta antes de valorar la experiencia de uso. 

Otra faceta interesante es que DuckDuckGo bloquea activamente a los rastreadores externos para que no puedan seguir tu rastro en la red. Por lo tanto, el servicio en sí no solo mantiene tu navegación privada, sino que también evita que terceros puedan rastrearte. 

DuckDuckGo tiene una buena interfaz de usuario

Antes de comenzar a usar DuckDuckGo, tenía la idea de que es un motor de búsqueda básico, al estilo de Google de principios de la década del año 2000. Sin embargo, rápidamente me demostró que estaba muy equivocado. 

Los diseñadores de DuckDuckGo han pensado mucho en la usabilidad, y se nota. La interfaz es estéticamente agradable con un diseño limpio y simple que no intenta reinventar la rueda y pretende dejar limpia la página principal, lejos de lo que hace Edge de Microsoft. DuckDuckGo buscador

En esencia, DuckDuckGo tiene una sensación similar a la de Google (pero, de nuevo, es algo que ofrecen todos los motores de búsqueda modernos). Los elementos, como las ubicaciones de los anuncios y los paneles de conocimiento, se extraen de Google. 

Sin embargo, esto no es necesariamente un golpe para DuckDuckGo. El enfoque de diseño del motor de “si funciona para qué cambiar” es aplicado a la perfección. Incluso lo limpiaron un poco y agregaron algunos cambios bienvenidos. 

Por ejemplo, DuckDuckGo no divide los resultados entre páginas. Más bien, cuando llegas al final de una página, puedes simplemente hacer clic en ‘Ver más resultados’ en un desplazamiento sin fin. Este es un ajuste menor, pero se siente mejor que tener que avanzar páginas. 

Con DuckDuckGo es posible saltarse los anuncios

Dado que DuckDuckGo no rastrea tu historial de navegación, no puede proporcionarte anuncios personalizados ni dirigidos según tus búsquedas o intereses. A medida que utilizas sus servicios, Google crea tu perfil basado en datos personales, hábitos de búsqueda e historial de compras. 

Por ejemplo, cuando busqué en Google “juguetes de peluche” para regalar a mi sobrino, todos los sitios web que visité durante las siguientes semanas me mostraban peluches de Pokémon en sus anuncios publicitarios.

DuckDuckGo buscador

Ninguna de estas interacciones publicitarias se suceden con DuckDuckGo. Cuando buscas algo, la página de resultados muestra solo algunos anuncios relacionados en el lado derecho o encima de los primeros resultados.

Estos anuncios solo eran relevantes para lo que estaba buscando en ese momento y nunca me siguieron mientras navegaba por otros sitios web. Y es que mientras he usado DuckDuckGo, he notado menos anuncios en líneas generales. 

En una época en la que el usuario es siempre bombardeado con anuncios interminables y ventanas emergentes, esto ha hecho que la experiencia de navegación sea realmente agradable. 

Sacrificas búsqueda inteligente por privacidad

El buscador de Google es muy bueno a la hora de localizar cosas que simplemente no puedo recordar. Introduces algunos hechos al azar que sí recuerdas, y por lo general, recibes una respuesta muy aproximada. 

Cuando probé estos mismos tipos de búsquedas con DuckDuckGo, simplemente no tenía los algoritmos (¿o datos?) para entregar. En la captura de pantalla siguiente puedes ver que estaba buscando el nombre de una película (Men Who Stare at Goats) basada en una escena aleatoria. 

Como no sabía el nombre de la película, en su lugar busqué usando ‘película de George Clooney con escena de superpoderes’. Google devolvió la película que estaba buscando en el primer resultado, mientras que DuckDuckGo simplemente no pudo encontrarla. 

DuckDuckGo buscador

Ahora bien, este es un ejemplo bastante concreto, y no cabe duda que con la amplia base de datos de usuarios que buscan a diario, Google es un experto en ofrecer excelentes resultados con pocas entradas.

Por supuesto, una de las principales razones por las que Google es tan eficaz es que recopila y almacena datos de los usuarios y luego los adapta para personalizarlos. 

Así pues, sin posibilidad de acceder a una biblioteca masiva de datos contextuales, DuckDuckGo seguirá estando por detrás de Google en la precisión de los resultados devueltos.

Extrañarás los mapas de Google

Después de usar DuckDuckGo exclusivamente durante una semana, puedo decir que  he extrañado la forma en que la búsqueda de Google se conecta con los mapas de Google. Claro, DuckDuckGo tiene una función de mapas provista por Apple, pero no es lo mismo. 

Me sucede lo mismo cuando uso el iPhone, hasta el punto de que prefiero usar Google Maps en lugar de Apple Maps que viene preinstalado. Simplemente se siente mejor en términos de los datos disponibles y fiabilidad. 

Otra cosa que me perdí es el acceso directo a todo el ecosistema de Google. Tanto en mi vida personal como profesional, he llegado a confiar en las aplicaciones de Google, como Drive y Google Workspaces. 

Google ha hecho un gran trabajo conectando todas sus funciones a la perfección. Al no poder integrarlos con mi experiencia en el motor de búsqueda, sentí que me faltaba una gran pieza del rompecabezas.

¿Me cambiaré a DuckDuckGo de forma permanente? ¿Deberías hacerlo tú también?

Si tras lo comentado te continúas preguntando si deberías cambiarte a DuckDuckGo, la respuesta es que depende de lo que quieras de tu motor de búsqueda. ¿Valoras la privacidad por encima de todo? Entonces sigue adelante y haz el cambio. 

No obstante, si deseas que los resultados de búsquedas sean más precisos y puedas hacer uso de las funciones más avanzadas, entonces querrás quedarte con el motor de Google.  

En cuanto a mí, planeo seguir usando DuckDuckGo. Soy un millennial y crecí en la era del rastreo y seguimiento de los datos de Internet. Hace tiempo que acepté que mi privacidad es algo que regalo a cambio de obtener resultados más precisos. 

Pero lo que he descubierto con este pequeño experimento es que en la mayoría de los casos, lo que todos buscamos en la red es bastante simple y directo, al menos en lo que se refiere a temas personales. 

Si bien Google puede adivinar con precisión lo que estás buscando, necesitarás un poco más de control con DuckDuckGo. Esto no significa que DuckDuckGo no pueda encontrar lo que buscas. Simplemente significa que es posible que debas modificar tus parámetros de búsqueda. 

La navegación web simplificada de Google a la que me he acostumbrado a través de cookies, autocompletar y personalización son, por supuesto, toda una comodidad. Pero sin estas alertas, los resultados son en gran medida los mismos.

Y me planteo que si los resultados son prácticamente los mismos, ¿por qué no apostar por el lado de la privacidad?

Puede que te interese echar un vistazo al artículo sobre cuál es el mejor navegador web, donde repasamos cuáles son los navegadores más populares y te desciframos en qué casos te interesa usar uno u otro. 

Además, si decides seguir utilizando el motor de búsquedas de Google, es posible que te interese conocer la funcionalidad que ofrecen actualmente los mejores servicios VPN en tu navegación web, otra seria alternativa a la hora de reforzar tu privacidad. 

Artículo original realizado por Sam Singleton y publicado en PCWorld US.