A lo largo de la última década, los dispositivos conectados a Internet, incluidos los ordenadores PC y los propios sitios web, han utilizado direcciones IP de la versión 4 (IPv4). IP significa protocolo de Internet y la versión 4 ha estado en uso desde 1983.

Hasta hace poco, su trabajo ha sido encomiable, pero el formato que se parece a esto, 87.186.240.13, solo permite 4.300 millones de combinaciones diferentes. Hoy en día hay más de 4.300 millones de dispositivos conectados a Internet, y esto es un problema. 

Todavía no es crítico porque hay varias tecnologías que permiten que los dispositivos compartan una dirección IP (tu router de banda ancha, por ejemplo, y subredes), pero en algún instante, más pronto que tarde, IPv6 comenzará a hacerse cargo. 

De alguna manera, se convertirá en un protocolo imprescindible para conectar nuevos dispositivos a Internet.

Los primeros sitios web se trasladaron a IPv6 en 2012, como Google, Facebook, YouTube y Yahoo. Y, sin embargo, los expertos predicen que IPv6 no será mainstream hasta alrededor del año 2035. Esencialmente, IPv4 e IPv6 se usarán de manera conjunta durante mucho tiempo. 

Como probablemente puedas adivinar, IPv6 permite muchas más combinaciones: 2 (128) para ser exactos, que es un número que es demasiado grande para expresarlo de otra manera (pregúntele al Asistente de Google: "¿Qué son dos para la potencia de 128?").

Eso es porque es una dirección de 128 bits, en lugar de los 32 bits que admite una dirección IPv4.

¿Necesito una dirección IPv6?

Ciertamente no en este momento. Todavía puedes acceder a sitios web como Google y Facebook porque son compatibles con IPv4 e IPv6. 

La forma más fácil de entenderlo es analizar la diferencia entre llamar a alguien desde tu teléfono móvil, o hacerlo desde el teléfono fijo. Ambos te conectan con la misma persona, pero son diferentes métodos de comunicación.

Sucede lo mismo con IPv4 e IPv6, y dado que prácticamente todos los sitios web aún admiten conexiones IPv4, puedes navegar por la web y acceder a los servicios de la red sin problemas. Pero poco a poco, todo el mundo está adoptando IPv6.

¿Cómo puedo obtener una dirección IPv6?

Puede que ya tengas una. Todo depende de tu proveedor o ISP. Si tienes un ordenador con Windows, escribe la palabra ‘cmd’ en el cuadro de búsqueda y presiona ‘intro’. Después, escribe ‘ipconfig’ y presiona nuevamente ‘intro. 

Verás tu dirección IPv4 en la lista y tal vez una o más direcciones IPv6. 

Tu teléfono también puede tener una dirección IPv6. Puedes ver esto si apagas el wifi (para asegurarte de que estás conectado a tu ISP móvil) y navega a whatismyip.com. Esto te mostrará tu dirección IPv4 pública y, si existe, tu dirección IPv6. 

Si tienes ambos, significa que puedes acceder a todos los sitios web sin importar qué versión de IP utilicen.

Si no tienes una dirección IPv6, no podrás ver ningún sitio web para IPv6, pero tu ISP seguramente los filtrará de las búsquedas web que lleves a cabo para que no veas resultados a los que no puedas entrar. 

Actualmente, menos del 20% de todos los sitios usan IPv6 y es extremadamente raro encontrar uno que solo sea compatible con IPv6, por lo que la conclusión es que incluso si no tienes IPv6, no tendrás problema de acceder a la información. 

Entonces, ¿Por qué debería preocuparme por IPv6?

Si usas una VPN, IPv6 se convierte en un problema. La mayoría de las VPN no admiten IPv6 y lo bloquean completamente porque solo el tráfico IPv4 puede viajar a través del túnel VPN. Pero no todas las VPN son iguales.

Si tu VPN no es compatible con IPv6 y no lo bloquea correctamente, tu dirección IP podría filtrarse. Esto significa que se puede llegar a ver tu ubicación y, posiblemente, tu identidad, precisamente las cosas de las que una VPN debe protegerte.

Por lo tanto, merece la pena realizar una prueba de fuga de IP para ver si tu VPN está filtrando tu dirección IP real. Se filtra si la prueba muestra una de tus direcciones IP reales (ya sea IPv4 o IPv6) en lugar de mostrar las direcciones virtuales que te asignó tu VPN.

Si tienes fugas, debes dejar de usarlo y encontrar un mejor servicio VPN. Consulta aquí las mejores VPN de 2020.