Trasladando el modelo de negocio de los teléfonos móviles a la movilidad en Internet y ordenadores, Toshiba y Orange han llegado a un acuerdo por el que se ofrecerá, tanto a usuarios particulares como profesionales y empresariales, una solución que combina ordenador portátil de la primera con conexión a Internet de banda ancha y sin cables de la segunda por una cuota fija al mes.

Bajo el nombre de Kit Internet Fácil, y por una cuota mensual a partir de los 59 euros al mes, sin necesidad de inversión inicial y con un compromiso de permanencia de 24 o 36 meses, los usuarios podrán optar entre diferentes modelos de portátiles y conexiones. En el caso de los usuarios particulares, son dos las opciones que se brindan: un portátil Satellite Pro L300-22E con tarifa Internet Everywhere Sin Límites, o un netbook Toshiba NB100-115 con el mismo tipo de conexión.

netbook toshiba nb100En caso de que no se cumplan los meses de permanencia exigidos, y al igual que ocurre con los teléfonos móviles, los usuarios deberán abonar la diferencia que quede hasta haber abonado por completo el portátil.

Por su parte, Alberto Ruano, director general de Toshiba en nuestro país, aseguraba que su compañía es “bastante optimista” con este acuerdo “único en el mercado español”. Preguntado por cifra de negocio, “yo diría que si alcanzamos en este trimestre los 5.000 portátiles vendidos sería un gran éxito”.