¿Qué es una VPN y por qué necesito una?

A pesar de que las VPN son cada vez más populares, siguen siendo un misterio para muchos.

Tradicionalmente se utilizaban en empresas para permitir que los empleados tuvieran acceso a una red interna y privada de forma segura.

Hoy en día todo el mundo puede usar una VPN, un uso que fundamentalmente viene dado por dos motivos: privacidad y ver televisión.

Si te interesa conocer las 10 mejores VPN de 2018 haz clic en este enlace, o visita este otro para consultar nuestra lista de mejores VPN gratuitas.

Además, existen también extensiones VPN para tu navegador. No te pierdas nuestro artículo sobre la mejor extension VPN para tu navegador. 

VPN: privacidad online y navegación de incognito

Historias como la del activista Edward Snowden y la batalla de Apple contra el gobierno de los Estados Unidos por su negativa a ayudarles a desbloquear un iPhone en caso de que estos últimos lo requieran, muestra la importancia que la privacidad online juega en nuestra época, y con ello las VPN. 

Tu ISP almacena un registro de todas las páginas que visitas; si el gobierno requiriera ese registro estarías obligado por ley a proporcionarles esa información.

Si sientes que esta obligación viola tu privacidad, es recomendable que comiences a hacer uso de una VPN.

Incluso si tu privacidad es algo que no te termina de preocupar, debes tener en cuenta que cuando estás usando un portátil o dispositivo móvil en una red wifi pública estás exponiendo tus hábitos de navegación a todo aquel que desee “cotillear”.

O si alguna vez has usado tu banco online conectado a una de estas redes wifi públicas sin hacer uso de una VPN, puede que tengas incluso problemas más serios.

La popularidad de las conexiones VPN aumentó notablemente en Estados Unidos después de que el senado votara eliminar las normas de privacidad que impedían a cualquier IPS vender o compartir sin tu permiso datos e información sobre tus hábitos de navegación.

Sí, estás leyendo correctamente, en Estados Unidos tu IPS puede vender los datos sobre tu navegación web a publicistas sin tu consentimiento. NordVPN cuenta con más información sobre este tema en su página web.   

VPN: contenido en streaming

Por otro lado, si disfrutas viendo televisión a la carta o suscribiéndote a servicios en streaming, tal vez encuentres bastantes limitaciones dependiendo de tu localización.

Por ejemplo, BBC iPlayer o Sky Go están solo disponibles en el Reino Unido, y aunque Netflix esté disponible en casi todos los países, no todo su contenido es el mismo dependiendo de la localización debido a restricciones de licencias por países.

Una VPN puede ayudarte a acceder a ese contenido bloqueado en tu país (aunque debes saber que en muchos casos esto significa romper las normas y condiciones de uso).

P2P

Otro de los usos que le puedes dar a tu VPN es el de desviar las restricciones de tu ISP como por ejemplo el límite de velocidad cuando realizas funciones peer-to-peer (P2P).

Si utilizas una VPN tu IPS no sabe lo que estás haciendo, así que no contarás con ese tipo de obstáculos o límites.

¿Cómo funciona una VPN?

Una VPN crea un túnel privado desde Internet hasta un servidor. Este servidor se puede ubicar en el país en el que realmente te encuentres o en cualquier otro lugar del mundo.

Esto quiere decir que, en teoría, puedes ver tus series americanas de televisión favoritas porque Internet pensará que estás físicamente en Estados Unidos.

Todo el tráfico de datos que se envía desde una VPN está encriptado, lo que significa que no puede ser interceptado.

Para empezar necesitarás instalar un software en tu PC, Mac o dispositivo móvil. Una vez instalado tendrás que elegir la localización del servidor en el que deseas “virtualmente” aparecer.

Una vez activada tu VPN puedes seguir navegando como haces normalmente, pero sabiendo que cualquiera de tus actividades está protegida.

Al hacerlo de este modo (instalando el software en un portátil, Mac o móvil), significa que solo ese dispositivo está haciendo uso de la conexión VPN.

Si quieres que tu media streamer (por ejemplo un Amazon Fire TV Stick) haga uso de la conexión VPN, necesitarás o bien instalar una aplicación de la VPN en el dispositivo (busca ajustes de la VPN donde puedas registrar tus datos de usuario), o bien instalar una aplicación en tu router que cubra todos los dispositivos conectados a él.

¿Cómo elegir la VPN más adecuada para ti?

Si lo que más te preocupa es el tema de la privacidad, es importante que le prestes atención a la ubicación de tu VPN.

En los últimos años algunos países han realizado intercambios de nuestra información libremente, teóricamente con la intención de proteger la seguridad de todo el mundo. Sin embargo, muchos grupos sociales se muestran críticos al respecto ya que creen que esa vigilancia masiva atenta contra nuestra privacidad.

¿Qué son los países del grupo de los “14 eyes”?

El principal grupo de países que pueden intercambiar información es el denominado grupo de los Five Eyes (cinco ojos).

Provienen del acuerdo UKUSA, que aunque se inició en el año 1941, solo se conoció públicamente en el 2005.

El acuerdo está firmado por los cinco países Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Reino Unido, de ahí viene el término Five Eyes. Estos países acordaron recoger, analizar e intercambiar cualquier tipo de información, de la que gran parte se cree que proviene de internet.

El grupo de los “Cinco Ojos” ha aumentado hasta incluir un total de 14 países, es por ello que se ha comenzado a utilizar el término 14 Eyes (catorce ojos) cuando se escribe sobre conexiones VPN.

El grupo ahora está formado, además de por los cinco originales, por los siguientes países: Dinamarca, Francia, Holanda, Noruega, Alemania, Bélgica, Italia, Suecia y España.

Si el proveedor de tu VPN está ubicado en uno de los países pertenecientes al grupo de los 14 Eyes, puede que se le requiera proveer información de sus clientes y legalmente deberá proceder a ello.

Si tu proveedor promete que no almacena ningún tipo de información, entonces, probablemente estás a salvo a pesar de que estés en el territorio de uno de los países de los 14 Eyes, aunque obviamente se corre un riesgo mayor.

Por lo tanto si lo que más te preocupa es tu privacidad es importante que elijas una VPN cuyo proveedor esté ubicado fuera del territorio de los 14 Eyes.

¿Qué tipo de información almacena una conexión VPN?

Los proveedores de VPN tienen distintos tipos de registro. Algunos deciden almacenar un registro de tiempos de conexión, direcciones IP y anchos de banda utilizados, mientras que otros deciden no almacenar nada.

Algunos además guardan informaciones de pago como nombres y direcciones.

No obstante, aquellos que busquen un anonimato completo pueden buscar un proveedor que acepte pagos en forma de tarjetas regalo o Bitcoin, de este modo es casi imposible que puedas llegar a ser identificado.

¿Qué características debo buscar en una VPN?

La mayoría de las VPN son compatibles para cualquiera de las plataformas principales, aunque algunas ofrecen también compatibilidad para plataformas menos comunes como Kindle o Google Chrome.

Es conveniente tener en cuenta restricciones de uso, por ejemplo, algunas prohíben P2P mientras que otras sí que lo permiten.

Las versiones gratuitas o de prueba tienen normalmente restricciones de velocidad, mientras que las versiones de pago normalmente no tienen ningún tipo de restricción de velocidad.

No te pierdas las 10 mejores VPN de 2018.

Prohibiciones de VPN en China y Rusia

El 2017 ha sido un año inestable para las VPN. China ha endurecido las medidas en su uso, es por ello que muchas VPN ya no se pueden comprar en tiendas de aplicaciones chinas.

Sin embargo todavía siguen existiendo algunas opciones de VPN en China, como por ejemplo NordVPN para Windows.

Rusia ha sido otro de los países que se ha dejado influir por las medidas tomadas en China. El presidente Vladimir Putin ha aprobado una ley que prohíbe el uso de VPN en Rusia.

La ley se hará efectiva el 1 de noviembre, día en el que las VPN serán ilegales en todo el país.