A través de esta iniciativa, materializada en la organización Global Network Initiative, todos los miembros establecerán una serie de principios para la realización de negocios en diferentes países sin restringir la libertad de discurso online. Además de Google, Yahoo y Microsoft, en ella participarán, como se ha dicho, diferentes organizaciones dedicadas a la defensa de los derechos humanos y a de la responsabilidad social, incluidas Human Rights First, World Press Freedom Comitee y Human Rights Watch.

Las tres empresas y más de una docena de grupos han anunciado la nueva organización y el sistema que defenderá, basado en un consenso fruto de la negociación de todos los implicados durante los últimos dos años. “Creemos que actuando juntos –con otras compañías y organizaciones- tendremos más poder para modificar el comportamiento de los gobiernos”, ha explicado Robert Mahoney, subdirector de Comittee to Project Journalists.

Global Network Initiative ha publicado un conjunto de directrices con el fin de que las empresas las sigan cuando se enfrenten a requerimientos gubernamentales de censura de información sobre la Web o de revelación de identidades de usuarios. Se trata del primer paso en un proceso que pretende ir poco a poco ayudando a las compañías a lidiar con los asuntos de censura gubernamental.

Un nuevo sitio Web creado para la iniciativa, globalnetworkinitiative.org, ofrece información tanto sobre el grupo como sobre sus directrices desde ayer por la tarde, según ha explicado Leslie Harris, presidente y CEO de Center for Democracy and Technology (CDT), una de las organizaciones que coordina el proyecto.